21 noviembre, 2013

Una propuesta de optimización en una de las etapas del proceso de desalinización de agua de mar, le permitió a Víctor Nakagawa obtener el primer puesto en su categoría.

Con la intención de abordar una arista de su trabajo de tesis de postgrado, Víctor Nakagawa, egresado de Ingeniería Civil Química y actual estudiante de Magíster en Ciencias de la Ingeniería Química de la Universidad Técnica Federico Santa María, presentó una propuesta en el Concurso de Innovación en Eficiencia Energética aplicada a Minería que organizó empresa ABB y que convocó a estudiantes de pre y postgrado de diversas instituciones educacionales a nivel nacional.

 

Luego de un arduo trabajo, Nakagawa fue informado de haber obtenido el primer lugar en la categoría de postgrado, gracias a su propuesta “Eficiencia en el Consumo de Energía e Insumos Químicos para el proceso de Flotación por Aire Disuelto”.

 

Dicho proceso consiste en la remoción de sólidos suspendidos que contienen las aguas como parte de su tratamiento, utilizando microburbujas que ayudan a su flotación. Este sistema es ampliamente utilizado en la depuración de aguas residuales, como también en la producción de agua potable y de proceso desde fuentes tales como los océanos. Este aspecto llamó la atención de Nakagawa, puesto que existen oportunidades de reducir parte del costo energético e insumos químicos, siendo un aporte para que la desalinización sea un proceso más atractivo, lo que reduciría la extracción de agua desde napas subterráneas.

 

Lo anterior resulta sumamente relevante para este estudiante de postgrado, pues es oriundo de la ciudad de Iquique y ha realizado dos prácticas en empresas mineras. Por tanto, afirma conocer el rubro minero, su importancia e impacto en la zona: “Entiendo que la actividad minera en el norte es importante para su economía, pero debe existir un compromiso y asumir la responsabilidad en el desarrollo industrial y económico de una zona, evitando el impacto negativo en la calidad de vida de las personas y ecosistemas”, mencionó Nakagawa. Y precisamente en esa línea se concentró su trabajo para el concurso de ABB, proponiendo una mejora en los procesos de desalinización.

 

Cerrando ciclos

 

Para Víctor Nakagawa este premio tiene un significado sumamente especial, pues para él implica una oportunidad de retribución a la comunidad de la USM, ya que el iquiqueño ingresó a la Institución gracias a becas entregadas por el estado y la Universidad, las cuales le permitieron financiar los costos de arancel, residencia y alimentación durante sus estudios de pregrado.

 

Y con la obtención del premio otorgado por ABB, no sólo Víctor será el beneficiado con un diploma de honor, un viaje a Suiza y la difusión nacional e internacional de su propuesta; sino que también la USM, pues el reconocimiento también contempla ocho cupos de entrenamiento gratuito en ABB University y equipamiento para laboratorios que se distribuirán en la Institución a la que pertenece el ganador.

 

“Yo me tomé con mucha responsabilidad la beca que se me otorgó, porque entre otras cosas debía demostrar la necesidad que existe de apoyar a estudiantes que tienen capacidades pero no cuentan con los medios para estudiar. Siempre he querido retribuir la oportunidad que se me dio, y con esto podré hacerlo aportando para que otros sigan aprendiendo. Para mí esto es muy satisfactorio”, mencionó el sansano.

 

Además, Víctor espera que su participación en este concurso permita inspirar a otros sansanos a aprovechar las oportunidades de aprender y desarrollar sus ideas y creatividad, pues “este tipo de instancias promueve el intercambio tecnológico y de conocimientos entre las instituciones de educación y la industria, además de desafiar el ingenio con el que todos contamos”.

Fuente: USM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *