16 diciembre, 2013

Certificación reviste especial importancia, por la obligatoriedad que afecta por ley a las carreras de Medicina y Pedagogía.

Como una excelente noticia fue calificada en la Universidad Católica del Norte (UCN) la acreditación de 6 años -29 de noviembre de 2013 al 29 de noviembre de 2020-, obtenida por la carrera de Pedagogía en Filosofía y Religión, impartida en la Sede Coquimbo.

Así lo manifestó el vicerrector académico de esa casa de estudios, Rodrigo Alda Varas, señalando que este logro “viene a refrendar el trabajo desarrollado por el Departamento de Teología. Han sido sumamente sistemáticos en abordar aquellos aspectos que en la acreditación anterior aparecieron como debilidades, y con el apoyo de la Dirección General de Docencia se ha procurado cubrir esas brechas”. Aquí, agregó el directivo, hay una apuesta y definición institucional de procurar y mantener esta oferta con un estándar de calidad  adecuado y que se va a mantener en el tiempo. “Veremos cómo los podemos acompañar en este proceso de posicionar a Pedagogía en Filosofía y Religión en la Región de Coquimbo”, anunció Alda.

De acuerdo a la Ley 20.129, la acreditación para las carreras de Medicina y Pedagogía es obligatoria. Por ello, los 6 años de certificación otorgados a la UCN por la agencia AcreditAcción constituyen una importante garantía de calidad, tanto para los actuales como futuros estudiantes de dicha carrera.

Así lo subraya la Secretaria Docente y Estudiantil Carolina Fuentes Vega, señalando que la acreditación “constituye un elemento importante para seleccionar la institución donde se cursará una carrera, ya certifica la calidad en función de sus propósitos y de los criterios establecidos, por lo que el logro de la carrera de Pedagogía en Filosofía y Religión certifica la excelencia del trabajo realizado por quienes son parte de la carrera”.

Pioneros

Para el Padre Alejandro Silva Contreras, Director de Teología, departamento del cual depende la citada carrera, los 6 años de acreditación obtenidos constituyen la culminación de un largo trabajo que implicó una reformulación de la malla curricular sobre la base de una formación por competencias. Esta innovación, que ya les permitió obtener anteriormente una certificación por 4 años, se ha visto reflejada en una muy positiva evaluación de los egresados, por parte de los empleadores y los profesores guía en los colegios.

Pedagogía en Filosofía y Religión fue la primera carrera de la UCN en formular y poner en práctica su malla curricular basada en competencias, señala con orgullo el Padre Silva. Y reconoce que, en este desarrollo, ha sido fundamental contar con una comisión del departamento que ha ido adquiriendo experticia y cuyo trabajo además se ha profesionalizado con aportes externos, como el del CIMET (Centro de Innovación Metodológica y Tecnológica) de la UCN.

La permanente socialización de los avances en el trabajo de autoevaluación con todos los académicos de Teología contribuyó asimismo al fortalecimiento del proceso. Y también el aporte de cada una de las áreas (filosofía, teología y educación) que alimentan la carrera.

A lo anterior, se suma el fortalecimiento en infraestructura y recursos humanos aportados por la universidad, y la formulación de la carrera en base a módulos integradores y con el sello de la formación basada en competencias.

 

Fuente: UCN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *