27 enero, 2014

Dos buses salieron hoy desde el Campus Las Tres Pascualas de la USS Concepción con destino a Quilaco (provincia de Bío Bío), trasladando a 90 alumnos que realizan un extenso voluntariado en el sector.

Noventa estudiantes de todas las carreras de la Universidad San Sebastián Concepción iniciaron esta mañana, en el Campus Las Tres Pascualas, los Trabajos de Verano “Quilaco 2014”, destinados a apoyar en diferentes frentes a esa comunidad de la provincia de Bío Bío. Los jóvenes permanecerán en la ciudad cercana a la cordillera hasta el 3 de febrero.

Para ello se realizó primero una amena reunión ampliada, en el Auditorio Los Robles, dirigida por Javier Vera Jünemann, vicerrector de la USS Concepción, y Hans Heyer Molina, director de Asuntos Estudiantiles de la institución. Tras la entrega de las banderas a los grupos de trabajo, y de las poleras oficiales de los participantes, se procedió a la foto oficial, junto a las autoridades de la sede. A continuación, dos buses trasladan a los voluntarios a destino, ciudad ubicada a 43 kilómetros de Los Ángeles y a 135 de Concepción. En Quilaco serán recibidos por Rolando Tirapegui Muñoz, su alcalde.

Según explica Hans Heyer, se trabajará en tres comunidades: Loncopangue, Rucalhue y Campamento, cada una de ellas a cargo de un jefe de comunidad, Pablo Osorio (Medicina Veterinaria), Paulina van der Molen (Medicina) y Magdalena Contzen (Ciencias Políticas y Gestión Pública), respectivamente.

“En todas las comunidades se realizarán mejoras en los servicios higiénicos, reparación de canchas y multicanchas, como también la construcción de juegos infantiles y hermoseamiento del entorno, en las escuelas involucradas”, señala Heyer. Unas 500 personas que residen en las cercanías de los sectores intervenidos se verán favorecidas con el voluntariado. “Además se realizará trabajo con la comunidad, con niños y adultos, y operativo odontológico”, agrega la autoridad sebastiana.

La Municipalidad de Quilaco apoyará estos Trabajos de Verano en aspectos logísticos, en tanto que la Universidad San Sebastián asumirá todos los esfuerzos, tanto los materiales a emplear como traslados, alojamientos (en las propias escuelas) y alimentación de los jóvenes participantes.

“Todos los voluntarios primero enfrentaron una entrevista/selección; se les entregó un manual de seguridad y los reglamentos de trabajo. Para nuestra sorpresa, se sumaron cuatro alumnos “mechones”, cuenta el director de DAE.

Énfasis en lo valórico

Esta es la séptima versión de los Trabajos de Verano de la Universidad San Sebastián en Concepción. Se escogió a Quilaco por los problemas que enfrenta su población, falta de recursos asociada a la escasez de trabajo, concentrado en las labores agrícolas, servicios forestales menores, y ganado.

“No sólo se busca la construcción y reparación de escuelas e infraestructura, sino que los voluntarios vivan la experiencia de conocer otras realidades y estén en contacto con la comunidad. Que sientan que su esfuerzo puede, de alguna manera, aún pequeña, cambiar la vida de otras personas”, señala Hans Heyer.

“Lo que ustedes van a hacer aporta mucho a la vida, deja mucho sedimento. En la medida que uno participa va ampliando mirada, sale de sí mismo y se reúne con los demás”, reflexionó Javier Vera, vicerrector USS Concepción, en la despedida del numeroso contingente. “Chile no cambiará en 15 días, pero ustedes sí llegarán al corazón de muchas personas, cambiando realidades. Lo importante, más que construir multicanchas, es que familias, niños y jóvenes vean el cariño con el que ustedes realizan esta entrega. El aporte real no está en lo material, está en lo valórico, en lo relacional, en lo humano”, afirmó.

Fuente: USS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *