28 febrero, 2014

Los jóvenes que provienen de 20 países tienen en su mayoría planes de aprender español, conocer nuestra cultura y además cursar asignaturas en diversas carreras. En la ocasión, fueron recibidos por el vicerrector de Desarrollo, Arturo Chicano, y luego compartieron un desayuno en la cafetería de la Casa Central junto con recorrer una feria sobre trabajos voluntarios y oportunidades académicas.

Dicen que los chilenos son amables y hablan rápido, pero siempre están dispuestos a ayudar a alguien proveniente del extranjero. Ese es uno de los mensajes que más se repite al conversar con los estudiantes de intercambio que esta semana se integraron a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso para cursar el primer semestre de 2014.

Un total de 310 alumnos llegaron a nuestra Casa de Estudios, provenientes de 20 países. Muchos realizarán cursos de español como segundo idioma y también vendrán a efectuar asignaturas ofrecidas por las unidades académicas, de acuerdo a sus intereses y carreras de origen.

En el Salón de Honor de la PUCV se realizó un breve acto de bienvenida para los estudiantes el que fue encabezado por el vicerrector de Desarrollo, Arturo Chicano, y el director de Relaciones Internacionales, Marcos Avilez, quienes aprovecharon de destacar que la Universidad ha recibido a más de 10 mil alumnos extranjeros durante los últimos 20 años.

“Nuestra tarea es tratar de orientar y otorgar ciertos elementos para ayudarlos en esta experiencia (…) Esperamos que vayan despertando a esta nueva tierra y nueva experiencia, que sea orientadora en vuestras vidas”, agregó el vicerrector Chicano.

Por su parte, el director Marcos Avilez agregó que la Universidad cuenta con diversos convenios de intercambio desde donde provienen los jóvenes extranjeros, además de poseer alianzas con agencias de movilidad, en especial con Estados Unidos, de donde arriban la mayoría de los universitarios foráneos.

“Esta bienvenida es la formalización de un proceso que se inició el lunes, donde les hemos dado orientación académica y cultural para que puedan adaptarse a lo que es estudiar y vivir en la ciudad de Valparaíso. Nosotros los asesoramos con los procesos migratorios, trámites de visa, tratamos de ayudarles y ubicarlos con familias chilenas. También generamos actividades culturales y ferias con organizaciones de la ciudad. En 2013 tuvimos 900 alumnos extranjeros entre el 1° y 2° semestre en programas de corta duración”, indicó Avilez.

Luego de la recepción en el Salón de Honor, los estudiantes compartieron un desayuno en la Cafetería de la Casa Central y también recorrieron una serie de stands con alternativas para desarrollar trabajos voluntarios, además de acceder a las variadas opciones académicas que dispone la institución.

TESTIMONIOS DE LOS ESTUDIANTES

Julia Rabin es oriunda de Oregon en Estados Unidos y es mi primera vez que llega a Sudamérica. “Quería ir a un lugar diferente al que vivo, con una historia interesante, una variedad de paisajes geográficos, conozco a muchas amigas que les encanta Chile. Tengo planes de estudiar literatura, español, historia y psicología. Estaré seis meses. La gente es muy amable, siempre están dispuestos a ayudarnos cuando no entendemos los chilenismos”, señaló.

Ditte Hammer proviene de la localidad de Aarhus en Dinamarca y tiene un vínculo especial con América Latina pues vivió un tiempo en Costa Rica, donde perfeccionó su español. “Me enamoré de América Latina y quise volver aquí. La gente es muy amorosa, me siento muy cómoda aquí. Me gustaría estudiar traducción en inglés y español, es lo que hago en mi país. Fui al sur, me encantó, ahora tengo planes de conocer el norte. Vivo en Viña del Mar y es interesante ver la relación que se genera con Valparaíso. Ambas ciudades son muy diferentes, aunque están muy cerca. Valparaíso tiene su encanto, es única en el mundo”, precisó.

Eve Gutman es oriunda de New Yersey (Estados Unidos) y quiso profundizar sus conocimientos sobre Sudamérica, luego de recibir algunas nociones en su colegio. “Me gustó el programa de la PUCV y aprendí más de Chile, de la región y me emocionaba mucho saber que iba a poder venir para acá. Voy a estudiar asignaturas de psicología y trabajo social. En mi familia anfitriona son muy simpáticos y me siento muy cómoda”, agregó.

Kateryn Romaña viene desde la ciudad de Medellín en Colombia: “Me parece muy chévere este tipo de actividades de bienvenida, ayudan a uno a orientarse como alumno extranjero y en la vida profesional. Uno se enfoca más en el modo de adaptarse a un nuevo país. Me gustaría conocer la cultura de la gente, el ambiente y la política. Es agradable generar nuevos conocimientos de un lugar que es desconocido para uno”.

Emily Hochmann arriba desde Nueva York. Su familia materna es chilena. “Me interesa el rol de catolicismo en este país, me gustaría observarlo y analizarlo. En general, los chilenos son personas muy amables, muy cálidas, nosotros venimos de un lugar donde son un poco más fríos, es un cambio muy lindo. Me gustaría estudiar algo relacionado con Ciencias Religiosas. En lo personal, me encantaría conocer Chiloé”, concluyó.

Fuente: PUCV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *