14 marzo, 2014

En Chile para satisfacer los requerimientos sanguíneos en forma óptima se necesitan unas 250.000 donaciones anuales. Sin embargo, existe escasa conciencia de  la importancia de  realizar esta acción de manera voluntaria sólo el 23 % de  las donaciones realizadas en un año normal.

Bajo la consigna “Abrimos Puertas para Salvar Vidas”, la carrera de enfermería de la Universidad Autónoma de Chile sede Talca, en conjunto con la Casa del Donante realizaron la primera campaña del donación de sangre correspondiente al año 2014, la cual se desarrolló en el Aula Magna de esta casa de estudios.

“Como carrera del área de la Salud,  estamos apoyando año a año esta iniciativa porque sabemos la importancia de contar con donantes voluntarios que permanentemente se sientan comprometidos con esta causa.  De tal modo, que esta es la primera campaña  de cuatro que se realizaran durante este año 2014” agregó  Violeta Valdés Mejías, docente de la carrera de enfermería de la Universidad Autónoma de Chile en Talca.

Estas colectas móviles  ya son una tradición para los estudiantes y docentes de la UA, las que  tienen como propósito crear conciencia en la población acerca de la relevancia de convertirse en un donante voluntario, aumentando las posibilidades de otros con este simple gesto altruista, salven sus vidas.

“Hemos tenido  muy buena aceptación de la comunidad estudiantil, tanto profesores como estudiantes se “pusieron las pilas” y se han transformado en donantes. Este es el inicio de nuestras campañas móviles en las diversas instituciones educacionales de la región e inauguramos este ciclo en la Universidad Autónoma de Chile, al que siempre nos manifestado su apoyo” señaló Nadia Opazo, tecnóloga médico de la Casa del Donante.

En efecto, la donación de sangre voluntaria y altruista es mucho más segura que aquella en que familiares o amigos deben reponerla en caso de accidentes o enfermedad.
En nuestro país este tipo de donación aún no sobrepasa el 23 % por lo que actualmente existe diversas políticas públicas ligadas a este tópico. De hecho, sólo la Región Metropolitana requiere en sus centros asistenciales públicos cerca  de 100 mil donaciones 250 mil a nivel nacional

La sangre de un donante puede ayudar a salvar la vida de hasta 3 enfermos, dado que ésta se fracciona en distintos componentes los que se usan en diversas patologías. La necesidad de transfusiones es mayor en casos de accidentes, politraumatismos, pacientes oncológicos y en cirugías mayores como obstrucciones arteriales

Lo importante es donar regularmente y sin presiones de ningún tipo. El donante repone rápidamente el volumen de la sangre donada mediante la ingesta de líquido, sin producirle daño alguno.

En general no hay contraindicaciones para donar, a excepción de trabajos de esfuerzo físico inmediatamente después de la donación.  Sin embargo, se toman todas las medidas para que situaciones como estas no ocurran. Tampoco es dañino para la salud, tanto así que existen donadores permanentes, quienes acuden a los lugares establecidos para la donación. En este sentido una persona puede donar sangre cada  tres meses si es hombre o cuatro si es mujer, sin riesgo alguno para su salud.

Quienes deseen donar sangre, deben:
?    Tener entre 18 y 65 años.
?    Mantener conductas de vida saludable.
?    Pesar más de 50 kilos.
?    Haber ingerido alimentos en las últimas 6 horas.
?    No estar embarazada.
?    Asistir con el carné de identidad.

Fuente: UA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *