17 marzo, 2014

La acreditación por tres años concedida por la CNA “es un reconocimiento al trabajo de toda la comunidad UTEM“, afirma el Rector.

En su sesión del día 12 de marzo recién pasado, la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) aceptó el recurso de reposición presentado por la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM),  otorgándole un año adicional al plazo determinado en primera instancia, esto le significó pasar de dos a tres años de Acreditación Institucional.

“Es un reconocimiento al trabajo de toda la Comunidad UTEM”, afirma el Rector de esa Casa de Estudios, Luis Pinto Faverio, quien hace cinco años reasumió la conducción del Gobierno universitario y mira ahora con optimismo el futuro de la Institución.

–        ¿Cómo reciben esta notificación?, no es habitual en la CNA aceptar los recursos de reposición ¿le sorprendió?

La comunidad de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) ha recibido con gran alegría esta decisión de la CNA que nos otorga en definitiva, tres años de acreditación. Optamos por hacer uso de nuestro derecho a reclamo ante la decisión original de la Comisión, pues habíamos desarrollado un trabajo de autoevaluación reflexivo y de calidad que nos permitió establecer medidas de mejoramiento pertinentes y claras. Por eso, teníamos confianza, que aunque poco probable, era posible que se reconsiderara la medida inicial y que se nos otorgará una cantidad de tiempo de acreditación que, a nuestro entender, hacía justicia a nuestros méritos institucionales.

–        Hace cinco años, la UTEM hacía noticia por su descalabro, hoy la situación es distinta, ¿Cuánto ha costado llevar a la UTEM a esta posición?

Asumí la Rectoría en una situación institucional compleja. Hoy,  haber logrado tres años de acreditación, constituye un hito en nuestra historia, que nos sitúa en otro nivel dentro de las instituciones de educación superior. Para lograrlo trabajamos muy duro con el apoyo de nuestra comunidad universitaria, que laboró de manera abnegada por su institución.

–        Entonces, ¿cómo definiría a la UTEM hoy?

Hoy la UTEM, con sus veinte años de existencia, es la universidad estatal chilena más joven, con un perfil preferentemente tecnológico y comprometida fuertemente con la sustentabilidad y con la responsabilidad social. Somos una institución que según el propio MINEDUC, registra altos índices de empleabilidad entre sus 25 mil titulados. Buscamos formar profesionales que a la vez sean ciudadanos conscientes de lo que la sociedad espera y necesita de ellos. Por lo mismo, nos preocupa la capacidad que como institución tengamos de vincularnos con la comunidad nacional, para generar y transferir conocimientos y tecnologías.

–        Cuáles son los desafíos, de cara al proceso de reacreditación que se deberá afrontar en tres años más.

Debemos seguir mejorando nuestra calidad. Los indicadores de matrícula, retención, progresión y titulación oportuna son esenciales. Debemos mejorar nuestros procesos de gestión y mantener la responsabilidad presupuestaria. Nos interesa también fortalecer nuestra vinculación con los diferentes actores productivos, tecnológicos y sociales, y, finalmente, queremos dar un paso significativo en el desarrollo de la investigación y postgrado.

–        ¿Cuál es la propuesta de esta Universidad frente a las necesidades del país?

El contexto político nacional nos plantea un desafío mayúsculo. Las demandas por mayor igualdad implican una revalorización de lo público, y a nosotros en tanto universidad del Estado, nos cabe un rol preponderante en ello. Debemos estar a la altura del desafío que la sociedad nos plantea en el ámbito educativo. Las universidades del Estado debemos retomar posiciones y marcar la pauta en el quehacer de la educación superior chilena.

–        ¿Cómo enfrenta la demanda por mayor inclusión y mejor calidad en la educación chilena?

La UTEM busca equilibrar las inequidades del sistema educacional secundario chileno. Por un lado,  a través de programas de nivelación, que refuerzan la capacidad de nuestros estudiantes y garantizan un avance curricular adecuado. Por otro lado, en el marco de un acuerdo con la UNESCO, desarrollamos nuestro proyecto Propedéutico, que por medio de un proceso de aprendizaje particular, busca facilitar el acceso a la universidad, de jóvenes de educación media de sectores sociales vulnerables, que no necesariamente alcanzarían un alto puntaje PSU, pero que tienen el talento para integrarse a la educación superior.

Fuente: UTEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *