31 marzo, 2014

Fue presentado el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de la región del Biobío, que arrojó interesantes cifras de la realidad de los emprendedores de la zona.

En la región del Biobío, el promedio de edad de los emprendedores en etapas iniciales es de 37 años. El 19,1 por ciento tiene educación universitaria completa; un 61.1 por ciento se sintió motivado a emprender porque tenía la oportunidad de hacerlo; un 46 por ciento considera que sus productos o servicios son muy novedosos; y el 67,4 por ciento tiene entre uno y 25 por ciento de sus clientes en el extranjero.

Estas son algunas de las cifras que arrojó el último Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de la región del Biobío, correspondiente a los años 2012/2013, informe que contiene los resultados del estado del emprendimiento en esta zona, comparados con cifras nacionales y de otras regiones.

Dicha investigación fue presentada oficialmente la Universidad Técnica Federico Santa María, Sede Concepción, en la primera jornada del “Ciclo de Seminarios de Emprendimiento + Innovación + Educación”, el cual busca generar un diálogo participativo en torno a estos temas de interés nacional, enmarcándose en el proyecto “Implementación de Programa para Fomentar el Emprendimiento y la Innovación en  Establecimientos Técnico-Profesionales de la Región del Biobío”, iniciativa adjudicada por la USM Sede Concepción, que cuenta con financiamiento de InnovaChile de Corfo, teniendo como coejecutora a la Universidad del Bío – Bío y como asociada a la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Respecto a este programa de emprendimiento, el Director de la USM Sede Concepción, Alejandro Navarro, expresó que la iniciativa surgió “porque llegó un momento en que sostuvimos que era importante llegar a la misma sala de clases donde están los potenciales emprendedores de nuestra región; era necesario sensibilizar a los profesores que conviven con ellos, que les motivan a superar obstáculos, a atreverse, aunque el entorno muchas veces pueda decir lo contrario o pueda cuestionar los sueños que tienen los jóvenes”. Por tal motivo, Navarro destacó este seminario, indicando que “la educación superior es el principal mecanismo de movilidad e integración social, factor clave para el desarrollo de un Chile inclusivo”.

El emprendimiento en la región

El reporte GEM fue presentado por sus autores: José Ernesto Amorós,  Director de Investigación de la Facultad de Economía y Negocios de la  Universidad del Desarrollo y coordinador de GEM Chile; Jorge Espinoza,  Jefe del Departamento de Administración de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción; y Patricio Rojas, Presidente de la Mesa de Innovación y Emprendimiento Regional y  Jefe del Departamento de Planificación de la  Universidad Técnica Federico Santa María (USM), Sede Concepción.

Al respecto, Amorós señaló la importancia de contar con datos que permitan ir evaluando esta materia, ya que “el emprendimiento es un fenómeno que en Chile no es una moda, sino que es simplemente el motor del desarrollo”.

Tras analizar las cifras del informe, Espinoza destacó que una de las más bajas en relación a las otras regiones corresponde al 20.51 por ciento de población entre 18 y 64 años que está dedicada en etapa inicial a implementar o desarrollar un nuevo negocio, lo cual constituye un desafío importante.

Patricio Rojas indicó que la educación debe ser capaz de entregar a los jóvenes, “otras herramientas que complementen su desempeño profesional o técnico, ya sea al emprender en forma independiente una acción o al emplearse en una actividad con una cuota importante de emprendimiento e innovación”. Es por tal motivo que “lo que necesitamos hacer en la región del Biobío es que todas las instituciones de educación, sean medias o superiores, incorporemos en nuestro proceso formativo el emprendimiento y la innovación ojalá de la manera más profunda posible”, precisó.

Transmisión de experiencias

La jornada continuó con la presentación de dos casos de emprendimiento, resaltando la importancia de ver cada fracaso como una nueva oportunidad de emprender.

Fernando Roa, joven de 24 años, empresario del área de tecnologías de información y comunicación, egresado del Colegio Salesianos y presidente del Centro de Exalumnos, quien además dirige una ONG, relató cómo fueron sus inicios y de qué modo las redes de colaboración y el hacer uso de la información disponible en internet pueden ayudar a emprender.

A continuación, relató su experiencia Patricia de Bernardi, una de las creadoras de “El Closet de Julieta”, encargada de comercio exterior y responsable del área de innovación de Hugo Roggendorf y Cía Ltda., distinguida el año 2013 como una de las 100 líderes de Chile e integrante de la Asociación Gremial de Mujeres Empresarias Innovadoras de la Región del Biobío. Con un relato directo y comentando experiencias de vida que le emocionaron, transmitió a los asistentes la importancia de creer en sí mismos.

Fuente: USM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *