19 mayo, 2014

La iniciativa aborda cuatro líneas de acción, que son la promoción de una alimentación saludable; la afectividad y sexualidad de los jóvenes; la reducción de riesgos y la integración y ocupación del tiempo libre.

Mediante diversas actividades como talleres, seminarios e intervenciones de espacios universitarios, las Universidades Santa María, de Playa Ancha, de Valparaíso y la Pontificia Católica de Valparaíso, implementan estrategias que permitirán a los estudiantes, incorporar estilos de vida saludables en coherencia con su contexto universitario.

El proyecto, denominado “Promoviendo la calidad de vida y estilos de vida saludable en las comunidades universitarias “, es financiado por el Fondo de Desarrollo Institucional del MINEDUC y fue adjudicado a las 4 Instituciones del Consejo de Rectores de la Región de Valparaíso, a través de la Dirección de Relaciones Estudiantiles de la Universidad Técnica Federico Santa María.

“Estamos muy contentos de haber obtenido estos recursos. La propuesta de trabajo realizada por las 4 Universidades es de muy buen nivel y eso fue confirmado por la evaluación y adjudicación que hace el MINEDUC. Particularmente, como USM, podremos potenciar el trabajo que viene haciendo hace más de una década el Programa Punto de Encuentro, acompañar a nuestros estudiantes en su proceso de adaptación a la vida universitaria y contribuir a que sus años en esta institución sean muy provechosos”, comentó el Director de Relaciones Estudiantiles de la Universidad Santa María, Jorge Burgos.

En tanto, la psicóloga del Programa Punto de Encuentro de la USM, Beate Pedrals, se refirió a la necesidad de plantear una iniciativa como ésta. “Debido a la complejidad de las problemáticas actuales, cada día es más relevante formar estudiantes integrales capaces de enfrentar adecuadamente la vida universitaria y posteriormente la vida laboral, por lo que adquiere mayor importancia la incorporación de habilidades que permitan desarrollar un estilo de vida saludable, acorde con las características de la vida actual, donde en ocasiones la exigencia y la competitividad llevan a descuidar la propia salud. En este contexto las cuatro Universidades del Consejo de Rectores de Valparaíso se han unido para trabajar en la calidad de vida de sus comunidades universitarias, potenciando y consolidando así un trabajo conjunto que ya existe hace años”.

El proyecto propone potenciar en los universitarios el desarrollo de habilidades para la vida, que les permitan desarrollar conductas de autocuidado en las cuatro líneas que aborda (promoción de una alimentación saludable; afectividad y sexualidad de los jóvenes; reducción de riesgos e integración y ocupación del tiempo libre), sensibilizando por ejemplo, sobre la importancia de la calidad de vida en los contextos universitarios, generando una cultura universitaria de alimentación saludable como eje fundamental del cuidado de la salud, desarrollando espacios de reflexión en el ámbito de la sexualidad vinculada a la afectividad y evaluando en los estudiantes conductas de gestión de riesgo respecto del consumo de alcohol y drogas.

Respecto a estos últimos puntos, la psicóloga Daniela Rivero, a cargo del Taller de Afectividad que se imparte en las instituciones que conforman esta iniciativa, señaló que “me parece sumamente novedoso enfocar el tema de la sexualidad, no tanto desde lo preventivo, sino más relacionado con la afectividad, que siempre ha estado como en segundo plano. Siempre se habla desde una mirada más biológica sobre el tema. En cambio, acá estamos haciendo un espacio de construcción social, empezar a hacer un análisis crítico finalmente, de cómo se construyen las relaciones y los vínculos de pareja”.

Otro de los talleres que ha comenzado a implementarse en el contexto de la promoción de calidad de vida, es el dictado por la agrónoma Daniela Saieg, que consiste en seis sesiones de cómo elaborar un huerto urbano, concepto que permite llevar la agricultura de una manera simple y práctica a los estudiantes, acercándolos al camino de una alimentación saludable.

Además de los talleres mencionados, se realizarán durante todo el año seminarios, itinerancias, ferias de la salud, intervención de espacios universitarios, entre otras actividades, destinadas a contribuir en mejorar la calidad de vida de los universitarios de la zona.

 

Fuente: USM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *