19 junio, 2014

En la Universidad Autónoma de Chile en Talca se llevó a cabo la penúltima charla del ciclo cultural, ésta se centró en las diferencias ideológicas que se dividen al mundo Occidental del Oriental, dando especial énfasis al budismo.La Universidad Autónoma de Chile a través de la carrera de Pedagogía en la Lengua Castellana y Comunicación realizó la penúltima ponencia del Ciclo de Charlas Culturales 2014 buscando dar luces acerca de una interrogante permanente “Pensamiento Oriental, ¿Mito o Verdad? a cargo del escritor y docente de la carrera, Luís Herrera.

Cuando escuchamos el concepto “mundo oriental”, muchos lo asocian casi forma de automática a la tecnología, el arroz, la meditación, las artes marciales y el animé, productos de consumo que occidente ha acuñado poco a poco como propios. Sin embrago, existe una profunda ignorancia sobre el pensamiento filosófico y práctico que hay detrás de esta cultura.

Hablar de Occidente y Oriente, implica no sólo una demarcación geográfica, sino que son culturas cementadas en principios religiosos absolutamente distantes, de los cuales se desprenden sociedades con valores y formas de ver la vida diametralmente opuestas. Mientras Occidente se ha caracterizado por una historia judeo cristiana; Oriente posee diversas manifestaciones del concepto de divinidad dando cabida a religiones y corrientes como Islam, el Taoísmo y el budismo, en otras.

En éstas últimas se centró la ponencia del Luís Herrera, quien realizó un paralelo entre los conceptos históricos de occidente y oriente, partiendo de los planteamientos de Heráclito, Anaximandro o Tales de Mileto, muy cercanos a los orientales. Además, explicó esta división imaginaria a partir de Parménides de Elea, los atomistas y un fuerte influjo de la ciencia con Galileo Galilei y sobre todo con Descartes. Este último, encarnó un sisma en las creencias, planteando la firme convicción que los conocimientos adquiridos hasta ahora debían ser borrados y con ello todo el sistema de creencias impuesto hasta el siglo XVII.

Finalmente, la ponencia estuvo concentrada en el budismo, la vida de Siddharta Gautama, y los preceptos claves como la unidad de todas las cosas; la impermanencia; la sabiduría interior y la compasión. Además de la descripción de las cuatro nobles verdades de Buda: la vida es sufrimiento, frustración, insatisfacción; en tanto que el origen de esa insatisfacción es el deseo de tener y la ambición. Sin embrago, esa insatisfacción puede tener un fin y el camino óctuple para conseguirlo son los pasos integrados y graduados, que permiten alcanzar un estado de iluminación (nirvana) y salir de la incesante rueda de renacimientos (Samsara).

Para el escritor y docente, Luís Herrera, este tipo de charlas son necesarias para ampliar los conocimientos de la gente “Esta es una muy buena oportunidad para de mostrarles a los estudiantes y el público en general, no acostumbrado a este tipo de pensamientos, que hay otras culturas tan o más avanzadas que la nuestra y que podrían, incluso, dar mejores respuestas sobre las actividades y relaciones que debemos forjar como personas.

El budismo en particular, nos permite buscar aspectos importantes de equilibrio que se relacionan con la compasión y la sabiduría interior, dos aspectos muy ausentes en el aparente mundo vertiginoso que creemos que vivimos. Si bien es cierto, todo es impermanente y cambia, la relación del hombre con los otros seres y la naturaleza no requiere ese vértigo, sino que requiere paciencia y conciencia sobre los aspectos claves que nos hacen vivir en sociedad”.

Fuente: UAutónoma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *