15 septiembre, 2014

Decanos y directores señalaron -entre otros puntos- que ninguna universidad de la agrupación permite o autoriza que sus estudiantes paguen los tratamientos de los pacientes que atienden para cumplir con los planes de estudio.En la Universidad de Talca se realizó el encuentro de decanos y directores de Escuelas y Facultades de Odontología de las universidades chilenas, estatales y privadas, en torno a la agrupación denominada Asociación Chilena de Escuelas de Odontología (Acheo), para tratar temas inherentes a su quehacer.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, Carlos Padilla, explicó que «en la Asociación Chilena de Enseñanza de Odontología se encuentran adscritas todas las escuelas de Odontología del país. Su misión es proponer, promover impulsar y coordinar como ente rector, frente a entidades públicas o privadas, todos los procesos que comprometan la formación integral universitaria de futuros profesionales cirujano dentistas, contribuyendo al mejoramiento de la salud oral de nuestra población».

El presidente de Acheo, Alex Bustos, decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de Concepción, señaló que el espíritu de la asociación es asegurar la calidad de la educación en cada una de sus instituciones miembro, «nuestro quehacer está en una solo línea: mejorar».

José Antonio Jiménez, decano de la Faculta de Odontología de la Universidad de Los Andes, recalcó que entre los temas importantes que se trataron en la cita, está la consulta que hizo el Ministerio de Salud a Acheo sobre su posición respecto a la formación de especialistas en cirugía bucal, «con la idea de que la brecha que existe entre pacientes que no se han podido atender por la falta de ellos, pueda ser cubierta».

Jiménez agregó que en ese sentido, Acheo «es la institución capacitada para formar a esos especialistas. Por otro lado el Minsal, tiene que aportar los recursos para que se implemente la infraestructura que se necesita, de tal forma que el beneficiado sea el paciente y sea atendido con calidad».

En tanto, el director de la Escuela de Odontología de la UTalca, Bernardo Venegas, agregó que la asociación está viendo especialmente el tema de la calidad de la educación en las 14 escuelas de la materia agrupadas en Acheo, «así como el tema de la prevención del cáncer bucal y otros de contingencia».

ACTUALIDAD

Otro de los puntos que trataron los decanos es el de los cuestionamientos que se han realizado por el pago de los tratamientos a pacientes, que acusaron algunos estudiantes. Al respecto José Antonio Jiménez, de la Universidad de Los Andes, dijo que «cada universidad tiene que explicar su desempeño. Como Acheo tenemos un pronunciamiento general -que está en una declaración pública- que indica que ninguno de los miembros de la asociación está de acuerdo ni autoriza que los alumnos cancele a los pacientes los gastos que significan las prestaciones que se les hacen, tanto en pregrado como en postgrado… son circunstancias puntuales y no tiene nada que ver con un problema de lucro».

Por su parte, Bernardo Venegas, agregó sobre ese tema que «esta Universidad y la mayoría de ellas han tenido problemas para que los estudiantes cuenten con el número suficiente de pacientes para cumplir con los programas y eso es lo que justamente Acheo está tratando de solucionar y cada escuela en cada universidad. Podemos asegurar que se están haciendo todas las gestiones . Acá no existen políticas en las escuelas que indiquen que los alumnos deban pagar los tratamientos de sus paciente, y si eso sucede está fuera de la normativa. Estamos trabajando para que eso se solucione a la brevedad posible».

En tanto, el presidente de Acheo, Alex Bustos, de la UdeC, resaltó en ese sentido que las universidades deben ser un aporte a la sociedad. «El pago que debió hacer algún estudiante por el tratamiento de un paciente, no es política de ninguna de las facultades de Odontología agrupadas en Acheo. Por lo tanto, si han sucedido casos puntuales, esperamos que se superen y de esa manera nosotros poder cambiar la imagen que se formó erróneamente por una declaración apresurada donde no se habló previamente con la facultad y el alumno afectados».

Fuente: UTalca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *