13 octubre, 2015

Iniciativa contó con la participación de expertos internacionales y destacadas entidades.

En la Universidad Católica del Norte (UCN) se realizó la Primera Jornada de Salud y Migración, organizada por la Escuela de Psicología de esa casa de estudios, a través del proyecto Fondecyt “Salud, bienestar y calidad de vida en población inmigrante latinoamericana en el norte de Chile” y la Unidad de Atención al Inmigrante de la UCN, junto con el Departamento de Salud de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Antofagasta (CMDS).

En la oportunidad se trataron diferentes tópicos ligados a la migración existente en el país y especialmente en la región. En las jornadas expusieron representantes internacionales y entidades de salud de la región, quienes abordaron temáticas como la situación de migración en el mundo y en Chile, los lineamientos para la atención en salud, el marco regulatorio en la atención de salud, el proyecto piloto de acceso a la atención de salud a cargo del CMDS, la reconfiguración de flujos migratorios de la población colombiana y la salud mental en migrantes colombianos y peruanos en Antofagasta.

Esta última ponencia estuvo a cargo del académico e investigador de la UCN, Alfonzo Urzúa, quien está coordinando esta iniciativa a través de un proyecto Fondecyt llamado “Salud, bienestar y calidad de vida en población inmigrante latinoamericana en el norte de Chile”.

Su presentación consistió en la ponencia de datos que tienen que ver con salud en la población migrante, sobre todo salud mental. “Estamos reportando que en realidad, pese a que hay una buena salud física, hemos encontrado un problema de salud mental, fundamentalmente en la presencia de ajustes en temas de relaciones sociales y de cómo se van integrando a la sociedad”, expresó Urzúa.

El académico hace un tiempo se ha especializado en estudios relacionados a migración. “Uno de los objetivos que tenemos dentro de los proyectos de investigación que son financiados por Fondecyt, tiene que ver con cómo podemos vincular y difundir los estudios que hacemos, para que no se queden dentro de la universidad o mundo académico”, enfatizó.

Agregó que uno de estos objetivos es poder lograr actividades o desarrollar iniciativas con gente que está trabajando estos temas y que hace práctica de ello. “En ese sentido nos vinculamos desde los proyectos e incorporamos además a la gente que trabaja en la estación de inmigrantes de la Escuela y con la Corporación para realizar las primeras jornadas, iniciativa que nos interesa que siga a lo largo del tiempo”.

MIGRACIÓN

Para el asistente de Proyecto de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Félix Martínez, la situación migratoria en Antofagasta no es algo nuevo, ya que explica que ha existido históricamente, tanto de migración interna como externa, siendo esto un elemento que no hay que descartar a la hora de hacer un análisis.

“El desafío es mucho mayor, para empezar se debe ver desde lo cotidiano, como universidad ver cómo se generan políticas de integración para los estudiantes migrantes, con el medio hay todo un trabajo que la institución puede generar con la implementación de proyectos y esos conocimientos puedan despejar muchos prejuicios y ciertas percepciones negativas o distintas que tienen de los migrantes colombianos principalmente y eso genera una barrera que no te permite ver la realidad”, manifestó el experto.

Por lo que enfatiza que el primer acercamiento permite quitar esa barrera. “El trabajo y desafío que se levanta es cómo nos relacionamos con la persona migrante que tenemos al lado”.

Asimismo, en su exposición se refirió a la situación migratoria a nivel global, regional y país, donde dio a conocer las tendencias migratorias, los flujos migratorios de los distintos países del mundo y hacia qué países se dirigen, como también si ha habido variaciones a lo largo del tiempo.

En cuanto a Chile, identificó en que regiones hay mayor concentración de migrantes en relación a la población local. “A nivel nacional la mayor cantidad de migrantes  está en la Región Metropolitana pero representan el 3,7% de la población, lo que es muy poco si se compara con las regiones del norte que superan el 5% o hasta el 9%, entonces eso es un dato importante para focalizar el trabajo que se realiza y donde el Gobierno Central debiese desarrollar proyectos o programas de integración, inclusión o investigación, porque uno debe conocer para poder actuar”, indicó Martínez.

Enfatizó en que las universidades no pueden estar ajenas a la realidad que las rodea. “Según la Casen 2013 estamos en el 5,7% de migrantes en Antofagasta, número que en el último año ha aumentado, por lo cual es importante generar conocimiento para actuar, realizando políticas que den respuesta a las necesidades y situaciones que pueden vivir los inmigrantes”, comentó el experto.

También indicó que la migración no se va a detener, “desde que Chile volvió a la democracia y ha demostrado que tiene una estabilidad, eso se vende como un país seguro y colabora a que las personas vean a Chile como un país atrayente, y a medida que van llegando migrantes se ve el efecto de reagrupamiento familiar en las zonas, lo que hace que el número tenga una tendencia al aumento”.

Fuente: UCN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *