27 octubre, 2015

Con la presencia de representantes del Gobierno Regional, la iniciativa que se adjudicó financiamiento estatal fue nuevamente presentada a la comunidad. La vivienda es un claro exponente de lo que puede lograr el Laboratorio de Bioclimática del Plantel.

Cumpliendo con los plazos estipulados, recientemente fue lanzado oficialmente el proyecto FIC-R BIP N°30397546-0, “Fortalecimiento del laboratorio de Bioclimática-UTFSM: Proyecto Casa FENIX, Innovación en vivienda modular-social-sustentable para familias en estado de riesgo social”, oportunidad que sirvió para reinaugurar en el cerro Las Cañas de Valparaíso, la destacada vivienda sustentable Casa FENIX Huerta-Carvajal.

Con el propósito de innovar en la reconstrucción, siendo amigables con el medio ambiente y un aporte en la materia de creación de viviendas sociales y modulares para familias en estado de riesgo social, la Universidad Santa María, a través del Departamento de Arquitectura, se adjudicó uno de los Fondos de Innovación para la Competitividad (FIC), entregado este 2015 por parte del Gobierno Regional de Valparaíso (GORE), dando vida a esta idea, que fue relanzada a la comunidad con la presencia de representantes del Gobierno Regional.

Nina Hormazábal, académica del Departamento de Arquitectura y directora del proyecto, agradeció al GORE, a las personas e instituciones que se encuentran detrás del equipo, conformado por los arquitectos USM Sebastián Rojas, Alejandra Carrasco y Carolina Sepúlveda, y los académicos Andrea Pino y Pablo Sills.

“Desde la academia, se intenta trabajar colaborativamente entre la Universidad, las familias víctimas de una catástrofe, los privados y el Gobierno, a través de un proceso de diseño participativo, como es el caso de esta vivienda solar social”, agregó.

Gran potencial 

Casa FENIX Huerta-Carvajal es, además, un claro ejemplo del trabajo que realiza el naciente Laboratorio de Bioclimática de la USM. Nina Hormazábal explicó que actualmente y durante un año, se aplicará una “evaluación de post-ocupación”, la que guarda relación con aspectos cualitativos y cuantitativos.

“Por un lado, se estudia el bienestar de las personas al interior de los edificios y por otro, se evalúa el desempeño energético de la vivienda en uso, con instrumentos de medición de clima interior y consumo energético”, señaló. “Necesitamos comprobar que todo lo que postulamos se cumpla, y si no se cumple, aprender y buscar las formas de mejorar el diseño”.

Según la experta, hoy resulta crucial comprender las necesidades y percepción de los habitantes y analizar sus costumbres respecto del consumo energético, todo ello en busca de una mejor calidad de vida en los hogares chilenos y un uso sostenible de la energía en el espacio doméstico.

El núcleo familiar que habitará próximamente la vivienda, conformado por Fernando Huerta, Ximena Carvajal y sus seis hijos, viven en el terreno desde hace 27 años, y fueron una de las tantas familias porteñas afectadas por el último megaincendio que azotó a la región en 2014. Fue precisamente el deseo de aportar una vivienda de este tipo para la reconstrucción de la ciudad, lo que gatilló la postulación al FIC tras una exitosa experiencia en la competencia Solar Decathlon Europe 2014, en Francia, donde Casa FENIX había obtenido seis premios.

Carlos Cubillos, ingeniero de proyectos en GORE Valparaíso, manifestó que como Gobierno Regional, “es un gusto poder financiar este tipo de iniciativas, sobre todo esta, que es una de las que cumple con todos los requisitos y ejes que se plantean en el Plan de Estrategias Regional de Innovación, que buscamos visibilizar y potenciar con este tipo de actividades”.

Además, el representante del Intendente de Valparaíso, Gabriel Aldoney y el jefe de la División de Planificación y Desarrollo, Alexis Bustos, reiteraron las felicitaciones al equipo de la USM. Este último se mostró muy contento con el proyecto presentado. “Nos hemos llevado una muy grata impresión de su trabajo, y esperamos que culmine de la mejor manera posible”, indicó.

En la ocasión, la familia beneficiada también entregó algunas palabras de agradecimiento. “Esto es una experiencia muy nueva para nosotros, sobre todo con esto de la vivienda autosustentable. Estamos muy agradecidos de todos los que están haciendo que esto realmente funcione. A pesar de todo lo que nos ha ocurrido, siento que salimos favorecidos, hoy en día nuestra casa es una realidad y esperamos con ansias habitarla ya a fines de este mes”, expresó Fernando Huerta.

Técnica de primer nivel

La vivienda posee 92 metros cuadrados y un alto estándar de aislación térmica de sus muros, pisos y techos, además de sensores del sistema eléctrico, que está asociado a un sistema solar fotovoltaico.

Pablo Sills, director alterno del proyecto Casa FENIX, explicó que como Universidad, buscan ser un aporte y generar instancias que permitan importantes mejoras. “El estándar que nosotros queremos lograr es que en estas viviendas de tipo sociales se logré un importante confort y así obtener una buena calidad de vida para la gente”.

Sin ir más lejos, Casa FENIX, es catalogada por el Servicio Nacional de Vivienda y Urbanismo (SERVIU) como una vivienda de tipo A, que es la más alta calificación que se puede conseguir en el país.

La evaluación post-ocupación y uso de Casa FENIX Huerta-Carvajal,  a través de la implementación de un sistema de medición remota en tiempo real, además de encuestas y talleres con los habitantes, permitirá al Laboratorio de Bioclimática de la USM, el desarrollo de dos importantes productos que serán resultados del proyecto FIC: la muestra itinerante de una aplicación interactiva, que incentivará en los colegios buenas prácticas energéticas; y un prototipo ubicado en las adyacencias del Laboratorio de Energías Renovables (LER)  en la USM Viña del Mar, donde podrán ver en tiempo real el consumo y producción energética de la Casa FENIX Huerta-Carvajal.

Fuente: USM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *