28 octubre, 2015

Cómo aportar a mejores condiciones de vida en los barrios y abordar las principales problemáticas de salud física y mental en el siglo XXI fue la temática central en la presentación del ‘Observatorio de Intervención Comunitaria’ de UDLA en Quilpué.

Desde 2012, estudiantes de las facultades de Salud y Ciencias Sociales junto a dirigentes locales de cuatro barrios quilpueínos están trabajando activamente para elaborar respuestas concretas, para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Hoy fue presentado en Quilpué el ‘Observatorio de Intervención Comunitaria’ de la UDLA, www.observatorioudla.cl, plataforma virtual de registro y difusión de conocimiento, que contiene información sobre temáticas de salud y condiciones de vida que el Programa de Intervención Comunitaria de la universidad ha recogido con la comunidad al trabajar en proyectos que mejoren las principales problemáticas de 37 barrios, de seis comunas de las regiones de Valparaíso, Biobío y Metropolitana. En Quilpué, se ha desarrollado esta gestión con los barrios El Bello Norte, El Bello Centro, El Retiro y el Esfuerzo.

Al respecto, el alcalde Mauricio Viñambres indicó que “yo creo que es muy importante el trabajo que se ha hecho. Esto es un tema que hemos planteado hace mucho tiempo, de que las universidades deben insertarse en las realidades locales y aquí la Universidad de Las Américas tomó un compromiso social en Quilpué y se está trabajando con la comunidad, con los funcionarios municipales, con el área de salud. Eso nos entrega un escenario real y nos ayuda a ver cómo podemos ir mejorando en cada barrio y cada sector”.

El Observatorio contiene información recopilada por 4 mil estudiantes, con 208 líderes sociales y dirigentes comunales de 97 organizaciones sociales, vecinas y vecinos. El Programa de Intervención Comunitaria de UDLA se concentra en difundir que la salud es responsabilidad de todos y que no solo debe preocuparse de sanar, sino también de prevenir. Así fue como hace tres años, las Facultades de Salud y Ciencias Sociales se acercaron al municipio de Quilpué, para organizar proyectos en conjunto con las comunidades y líderes sociales y comunitarios.

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Francisca Infante, manifestó que “esta trilogía entre el municipio, la comunidad y la academia genera un saber común, sobre cómo todos podemos aportar a mejorar las condiciones de vida. Nuestro rol como UDLA es ponernos al servicio de la comunidad y de la planificación de la política pública, para la creación de conocimientos y de entender mejor cómo funcionan los barrios y las personas. Esta es una gran alianza, porque nos permite llegar y aportar directamente a los barrios.

A su vez, el decano de la Facultad de Salud, Dr. Hernán Sandoval, señaló que “en la UDLA estamos planteando que la comunidad tiene que ser co-constructora del proceso de salud, junto a los futuros profesionales del sector en Chile. La salud no se obtiene solo yendo al consultorio o tomando un medicamento. La salud es una construcción cotidiana y tiene que ver con la calidad de vida en los barrios, con la nutrición, con la actividad física, con la integración social, con la participación directa en la vida comunitaria. Estas son las cosas que nos permiten, por un lado, evitar las enfermedades crónicas -que son las que hoy generan más discapacidad y muerte- y, por otra, acompañar a quienes ya sufren estos males, para evitar las complicaciones que pueden surgir.

En tanto, el vicerrector de sede de la UDLA, Claudio Apablaza, expresó que “el Programa de Intervención Comunitaria es parte del sello formador de UDLA y de las facultades de Salud y de Ciencias Sociales, y representan nuestros valores de ética profesional, responsabilidad ciudadana y compromiso comunitario. Estamos formando profesionales que se insertan en la comunidad y que a través de la intervención comunitaria conoce las comunidades, puede hacer un diagnóstico y levantamiento de ellas, para crear y aportar a mejorar las condiciones de vida de las personas. Llevamos varios años trabajando con la comuna de Quilpué y esto significa que el legado es un bien común, para el municipio y sus vecinos”.

Fuente: UDLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *