7 enero, 2016

Actividad es organizada por la Escuela de Ingeniería Civil Informática de la Universidad de Valparaíso

Talleres gratuitos de programación de videojuegos con Scratch y de robótica con Lego Mindstorms dictará  La Escuela de Ingeniería Civil Informática de la Universidad de Valparaíso entre los días lunes 11 al viernes 15 de enero, en el edificio de la Facultad de Ingeniería, ubicado en General Cruz 222, Valparaíso.

Los talleres están dirigidos para niños entre 8 a 11 años y adolescentes entre 12 a 16 años de edad. El taller de videojuegos para niños se realizará de lunes a viernes entre las 10 a las 11:30, seguido del taller de Robótica, de 12 a 13:30 horas. Mientras que para los adolescentes el taller de robótica será de lunes a viernes, de 14:30 a 16 horas, seguido del de videojuegos, de 16:15 a 17:45 horas.

Cabe mencionar que durante los talleres se les entregará colaciones a los niños y adolescentes. Los talleres tienen 20 cupos y los interesados pueden inscribirse en: https://goo.gl/FBnn64

Sin requisitos

Los talleres son dirigidos por el profesor Roberto Muñoz con la presencia de alumnos ayudantes de los últimos años de la carrera de Informática. Al respecto, el profesor explica que “el objetivo de la actividad es introducir a los niños y adolescentes en las ciencias de la computación y en particular en  la programación”.

“Ambos talleres usan herramientas visuales, para el desarrollo de videojuegos vamos a usar una herramienta llamada Scratch, en la cual en base a bloques se puede desarrollar una aplicación, lo que sería el primer acercamiento a una programación de manera muy sutil, pero tiene que ver con seguir un conjunto de instrucciones y darle funcionalidad. La idea es que al finalizar el curso sean capaces de desarrollar una aplicación o un juego”, explica.

Según Muñoz, “el taller de robótica es una programación más tangible, porque hay un robot, el cual ensamblar, para luego programar y darle vida. Trabajamos con los robots educativos Lego Mindstorms, los que al finalizar deben cumplir un desafío, como seguir un laberinto, rescatar un objetivo, participar en una competencia de velocidad o seguir una pista”.

El académico asegura que “no hay requisitos para participar, la idea es que no sepan nada y los que saben algo puedan apoyar al resto, porque los contenidos y el nivel de complejidad son diferentes”.

Los talleres, que se desarrollan desde el 2013, han ido incrementando el número de participantes, algo que para el académico “demuestra el interés por el tema, hemos visto la satisfacción de los padres y recibimos muchas solicitudes. Esperamos tener más logros y que los desafíos vayan siendo más complejos, generando un contacto más fluido con la tecnología y poder cambiar el paradigma de consumidor a programador, es decir, que los niños y adolescentes no sólo sean capaces de bajar un juego, sino también de crearlo”.

Fuente: PUCV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *