25 enero, 2016

Ministro de Desarrollo Social presidió en la Universidad Católica del Norte una reunión-desayuno con la participación de autoridades y familias beneficiadas.

El ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, presidió el lanzamiento público en la Segunda Región de la gratuidad en la educación superior, en una reunión-desayuno efectuada en la Universidad Católica del Norte (UCN) que contó con la presencia de familias favorecidas por este beneficio.

La actividad, que se replicó a lo largo del país con otros miembros del gabinete ministerial en una jornada de “Gobierno en Terreno”, contó también con la participación del intendente Valentín Volta; del senador Pedro Araya (independiente); de la diputada Marcela Hernando (PRSD); y de los rectores de las universidades Católica del Norte, Jorge Tabilo, y de Antofagasta, Luis Alberto Loyola; así como de las seremis de Educación, Jacqueline Barraza, y de Desarrollo Social, Loreto Nogales.

“En este año histórico, en que comenzamos la educación gratuita, empezamos a dejar atrás eso de que la educación es un bien de consumo, y ahora podemos pensar que el talento de muchos jóvenes de nuestro país no va a estar amenazado, porque en materia de derechos sociales estamos avanzando”, manifestó tras el encuentro el ministro Barraza.

El secretario de Estado destacó asimismo que la gratuidad es un compromiso cumplido por la Presidenta Michelle Bachelet, el que ha permitido que este año 160 mil jóvenes entren a la educación superior a través de este beneficio, cifra que se irá incrementando con los años.

“Estoy muy contento por estar acá en la UCN, en una universidad que tiene un programa de apoyo a los estudiantes cuando ingresan, porque hay que generar equidad y eso significa nivelar conocimientos y habilidades”, declaró.

Envió también un mensaje a los estudiantes que entran con gratuidad a la Universidad Católica del Norte: “Esto es un derecho que progresivamente se va a hacer extensivo a más jóvenes en nuestro país, un país que así es más amable, más solidario, que permite entender que las oportunidades tienen que llegar para todos y no solo para unos pocos; donde no importa el origen social o la población de donde uno venga, que lo que importa es el talento”.

VULNERABLES

Sobre la jornada, el rector de la UCN, Jorge Tabilo, señaló que “fue muy gratificante haber hecho en nuestra casa el lanzamiento público del proyecto de gratuidad en la zona, sobre todo porque en nuestra misión como institución católica el objetivo principal son los sectores más vulnerables. Esto fue una señal que hemos dado como huéspedes de que estamos de acuerdo con que la educación debe garantizarse justamente para esos sectores que más requieren apoyo”.

La autoridad universitaria recordó que de los aproximadamente 2 mil alumnos que ingresaron a primer año a la UCN, el 27% lo hizo con gratuidad ratificada, mientras que otro 28% se encuentra con gratuidad por confirmar. Asimismo, la Universidad Católica del Norte recibirá en sus aulas a 47 jóvenes que formaron parte del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE); y que recientemente la institución se adjudicó por tercer año consecutivo la Beca de Nivelación Académica (BNA) del Mineduc, la que beneficiará a 250 alumnos de primer año, lo que se suma a otros programas de acompañamiento y apoyo a los estudiantes implementados en esa casa de estudios.

CALIDAD

Luego de la reunión-desayuno, el intendente Valentín Volta manifestó que “el Gobierno ha hecho su parte” y felicitó a las universidades locales por cumplir los requisitos de calidad para materializar el beneficio de la gratuidad en la zona.

A su vez, el rector de la U. de Antofagasta, Luis Alberto Loyola, coincidió en que este lanzamiento fue un hito y felicitó a los estudiantes presentes, “porque la gratuidad se la han ganado”.

Por su parte, el senador Pedro Araya recalcó el cumplimiento del compromiso de la Presidenta Bachelet y que con ello el Gobierno está apostando por los jóvenes con talento. “Aprovechen la oportunidad”, les dijo a los alumnos presentes.

La diputada por el cuarto distrito, Marcela Hernando, también se dirigió a los estudiantes presentes: “Ahora todo depende de ustedes; la universidad es un régimen distinto y por ello tienen que seguir siendo responsables, sobre todo porque sin ustedes Chile no llegará al desarrollo”.

La recientemente nombrada seremi de Educación, Jacqueline Barraza (exestudiante UCN), felicitó a las familias beneficiadas por el esfuerzo realizado y dijo estar muy emocionada por ver que se alcanza la igualdad de oportunidades, se pone fin al lucro en la educación y se establece esta como un derecho.

La seremi de Desarrollo Social, Loreto Nogales (también exestudiante UCN) felicitó igualmente a los jóvenes favorecidos y sus familias. “Ustedes son un hito, son el inicio de un sueño del que estoy muy orgullosa de ser parte como seremi”, indicó.

ALUMNOS

Entre los alumnos que estuvieron presentes en el desayuno estaba Diego Bastidas, quien ingresa a estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Católica del Norte. Colombiano de nacimiento, hace 6 años que vive en Chile y asegura que eligió la UCN, “porque siempre me ha llamado la atención que esta universidad saca los mejores ingenieros y yo quería pertenecer a esta familia”.

Agrega que por su forma de ser nunca ha tenido problemas por ser nacido en el extranjero, lo que le ha permitido socializar sin mayores inconvenientes.

Su orgullosa madre, María Yamile Aroca, dijo estar muy feliz y tranquila por el ingreso de su hijo a la universidad, “porque verlo acá, a él que es una gran persona, es un sueño hecho realidad”.

Cuando se vino a Chile no se imaginó que pudiera darse un beneficio como la gratuidad, así que siempre tuvo la mentalidad de que tenía que trabajar duro para sacar adelante a su familia. “Estoy muy agradecida con el sistema, con la Universidad, con el Gobierno y con todos”, finalizó.

Otra de las alumnas beneficiadas que estuvo presente en la reunión junto a su familia fue Marcela Millar, quien ingresó a estudiar Derecho en la Universidad Católica del Norte.

“Elegí la UCN por los fundamentos que tiene y porque está más acorde con mi visión del derecho, así como sabía que es una muy buena universidad, bien ubicada en los ranking”.

Encontró “genial” la existencia en la Universidad de programas de acompañamiento, “ya que no todos entran en el mismo nivel, porque la educación no es pareja para todos, pero con esto todos tenemos las mismas oportunidades para surgir”.

A su vez, su madre, Lucinda Godoy, remarcó la tranquilidad que tiene al pensar que su hija solo deberá preocuparse de estudiar y no de cómo se financiar sus estudios.

“También es un premio al esfuerzo que ha hecho en los años pasados, el que ahora está cosechando con esta oportunidad”, apuntó.

Junto con ello, espera que el beneficio de la gratuidad alcance cada vez a más jóvenes, “porque son ellos los que van a cambiar este país”.

Fuente: UCN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *