26 enero, 2016

El rector Ignacio Sánchez junto al Comité Directivo, homenajeó en nombre de la UC a nueve antiguos académicos.

Casi una hora de duración tuvo la ceremonia en que la Universidad Católica se reencontró y reconoció a otros nueve académicos exonerados de la UC tras el golpe militar de 1973: Gonzalo Arroyo Correa, Jorge Awad, Eduardo Busquets, Carmen Castillo, Eduardo Palma, Juan Rojo de la Rosa, Reinaldo Sapag, José Antonio Viera-Gallo y Francisco Vio.

«Esta es la segunda ceremonia tras la que realizamos el pasado día 23 de noviembre», explicó el rector Ignacio Sánchez. «Quiero saludar, especialmente, a ustedes queridos profesores y profesoras y amigos,  que han aceptado esta invitación que hemos hecho con cariño y voluntad y sentido de que estamos haciendo algo muy correcto».

En efecto, fue hace dos meses cuando esta institución realizó la primera ceremonia de reencuentro y reconocimiento con 67 académicos exonerados (de un total de 95 invitados). Por la complejidad misma que presentó la búsqueda y revisión de los archivos, los nombres de estos nuevos académicos honrados con este homenaje «sólo los conocimos con posterioridad al 23 de noviembre (día de la ceremonia primera)», señaló la vicerrectora de Investigación, Sol Serrano.

La iniciativa de reconocer a los académicos exonerados de la Universidad surgió de la misma rectoría y tuvo el apoyo de una comisión de profesores, ex profesores y ex alumnos de la universidad. Para impulsarla, la comisión consultó los archivos y registros existentes en Secretaría General y Rectoría, focalizando la atención en los procesos de exoneraciones de los profesores ocurridos entre los años 1973 y 1975, siendo la gran mayoría de ellos poco tiempo después del mismo golpe militar.

Presidida por Guillermo Agüero, la Comisión estuvo integrada por el sacerdote Percival Cowley (SSCC); la historiadora y vicerrectora, Sol Serrano; el Premio Nacional de Humanidades Tomás Moulián; Juan Enrique Coeymans; Guillermo Wormald; Fernando Pérez y Jose Joaquín Brunner.

En la reunión, realizada en la Sala de  Consejo Superior de Casa Central, el rector compartió con los invitados parte de sus palabras entregadas en la primera gran ceremonia de reencuentro del año pasado. Todo esto, previo a la entrega de diplomas de reconocimiento y la medalla UC, y al homenaje que se realizó al ex rector Fernando Castillo Velasco (1967-1973) a través de su viuda, Mónica Echeverría.

«En nombre de él quiero agradecer al rector (Ignacio Sánchez) y a todos los que tuvieron esta iniciativa. Creo que los que estamos aquí presentes estamos todos emocionados, todos sintiendo que esta universidad ha dado hoy, y en la otra ceremonia en la que no pude estar, una apertura hacia lo que para Fernando era tan importante: que la universidad sirviera a Chile», dijo Mónica Echeverría.

Fuente: PUC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *