11 abril, 2016

El proyecto que permite la reutilización de aguas lluvia, fue diseñado por un grupo de estudiantes de Arquitectura de la Universidad San Sebastián, sede De la Patagonia.

Entre cientos de propuestas a nivel nacional, un grupo de estudiantes de laUniversidad San Sebastián fue seleccionado como uno de los cuatro finalistas en el concurso social del Laboratorio de Gobierno, AULAB, en su categoría Vivienda.

Se trata de un equipo formado por jóvenes de la carrera de Arquitectura de la sede De la Patagonia de la casa de estudios, quienes diseñaron una vivienda de emergencia, que denominaron CasAgua. La maqueta de este diseño fue expuesta por sus creadores en el Centro Cultural Gabriela Mistral GAM, durante toda una jornada, en una instancia completamente abierta al público.

La particularidad de este proyecto radica en capturar el agua para poder reutilizarla.“Se invierten las cubiertas (techos) con el fin de captar agua lluvia que luego se distribuiría hacia sectores húmedos de la vivienda como baños, lavaplatos, cocina y otros. Es decir, con el agua que se obtiene, las personas que habiten esta vivienda podrán ducharse, lavar loza e incluso cocinar alimentos, ya que en una vivienda tradicional, más del 60% de agua utilizada no requiere ser potable”, indicó Drago Vodanovic, director de la carrera de Arquitectura en la sede De la Patagonia USS.

CasAgua, está pensado como un proyecto que puede ampliarse en tres etapas, respondiendo a las necesidades de sus residentes y orientándose a evolucionar desde una vivienda de emergencia hacia una vivienda definitiva. En efecto, el proyecto considera el habitar el espacio desde el primer día de la emergencia, cuando el cobijo fundamental es requerido, hasta el desarrollo de diferentes momentos que apunten a la consolidación de la misma vivienda como definitiva. Esta condición resulta clave, para así enfrentar la emergencia y ofrecer una estrategia de resiliencia eficiente y efectiva, con una vivienda que gana valor en el tiempo.

“Me parece muy interesante la propuesta que hacen, entendida desde el contexto de lo local, ya que es una vivienda sustentable que recicla el agua para reutilizarla en las aguas grises, algo propio de las zonas de influencia alrededor de la casa de estudios en Puerto Montt. Es un proyecto cargado de identidad local, algo que nosotros propiciamos en la Universidad: la idea de tener un proyecto común, con acento en las características propias de cada entorno”, dijo el decano de la Facultad de Arquitectura y Arte USS, Albert Tidy.

A esto, agregó que el trabajo “es muy propio de la sede de USS De la Patagonia, que siempre tiene la iniciativa de estarse midiendo, no sólo a nivel local, sino que nacional. No es primera vez que nos han demostrado su competitividad”.

Aportando desde la descentralización

Martín Mancilla, estudiante de cuarto año de Arquitectura USS, es uno de los miembros del equipo creador de CasAgua. “Este proyecto fue un llamado que nos hicieron nuestros mismos profesores. Entonces, nos sentamos a conversar yvimos una oportunidad en un problema de la zona sur del país: las altas lluvias. Y así diseñamos una casa que permitiera recopilar el agua lluvia y reutilizarla”, detalló el joven.

Las primeras postulaciones alcanzaron a receptar más de 400 ideas. El primer filtro los dejó entre los 150 escogidos, para luego estar entre los 15 preferidos y terminar entre uno de los cuatro proyectos seleccionados como finalistas.

“Ha sido una experiencia muy grata. Hemos compartido con gente que se desempeña en distintas áreas y de distintas ciudades, generando un feedbackbastante enriquecedor”, dijo Jairo Álvarez, quien también es parte del equipo. Además, señaló que “estar representando una zona como la nuestra, nos da una gran satisfacción, porque sentimos que estamos aportando –de alguna forma– a descentralizar el país”, indicó Álvarez.

“Con los concursos, uno tiene que ser proactivo, pero en esta oportunidad, se dio por el apoyo de nuestro profesor. Es que la USS está proyectándose a full en lo que viene, innovando en lo que más se pueda y ayudándonos a insertarnos en el mundo de las postulaciones concursables”, mencionó Diego Sandoval, también integrante del grupo de futuros arquitectos.

En este camino, contaron con el apoyo constante de su profesor y director de la carrera, Drago Vodanovic, quien comentó que en la USS “somos unos convencidos de que nuestra disciplina tiene un impacto directo en el aporte social, en las ciudades, el paisaje y la gente. Un desafío como este, que responde a la emergencia, es algo que nos toca muy de cerca y donde la necesidad de sortear las lluvias aporta una sustentabilidad mucho más potente a la propuesta”.

Asimismo, agregó que “como Escuela estamos muy contentos porque expresa muchos valores y activos de nuestros estudiantes. Además, este equipo trabajó en el proyecto de manera paralela a sus clases, entregando mucho de su tiempo. Su desempeño no nos sorprende, porque conocemos su potencial, y a la vez nos tiene muy felices”.

Fuente: USS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *