25 mayo, 2016

Las académicas de la Escuela de Psicología UC, Ana María Aarón y Andrea Machuca llegaron hasta Guayaquil, invitadas por la Universidad Casa Grande para realizar talleres a los orientadores sociales que se encuentran brindando los “primeros auxilios psicológicos” a la comunidad afectada por este desastre natural que ya registra más de 650 personas fallecidas.

Hace un mes y medio, Ecuador sufrió un terremoto 7,8 grados Richter, que a la fecha registra más de 600 personas fallecidas y decenas de desaparecidos, a la vez han ocurrido más de 1.600 réplicas, lo que ha mantenido a la población de ese país con altos niveles de estrés. En este contexto, académicas de la Escuela de Psicología UC, representantes del Centro del Buen Trato, viajaron a Guayaquil para desarrollar talleres y capacitación a los profesionales que se encuentran brindando apoyo a la comunidad.

Se trata de Andrea Machuca y Ana María Aarón, quienes fueron invitadas por la Universidad Casa Grande de Guayaquil y se reunirán con representantes de ONU Mujer y de la Oficina de la Infancia de Ecuador para transmitir la experiencia de apoyo vivida en Chile tras el terremoto de 2010. “Muchos de los operadores sociales que están en terreno, principalmente en las costas afectadas, son también damnificados, por lo que queremos realizar un aporte solidario a través de nuestro conocimiento”, señaló Aarón, quien explicó que tras el desastre ocurrido en Chile, el centro desarrolló una serie de estrategias para intervención en crisis, lo que incluyó la publicación “Cuando la tierra se movió”, orientado a que los niños puedan superar los efectos traumáticos de la tragedia.

Por el momento, explicó Aarón, los profesionales que se encuentran en Ecuador están realizando los llamados “primeros auxilios psicológicos”, que consisten en instancias de contención y escucha de relatos particulares, además de la labor de reconexión con redes de apoyo. “La gente está muy afectada y ellos están menos preparados que nosotros para enfrentar estas situaciones”, aseguró la académica, quien participó activamente con el Centro del Buen Trato para apoyar a las víctimas del 27-F.

Fuente: PUC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *