30 mayo, 2016

A contracorriente, es la propuesta  que representa a Chile integrada por 15 maquetas de exitosos proyectos de alumnos de la de escuela de Arquitectura de la casa de estudios maulina, quienes para egresar de la carrera deben levantar una obra en el Valle Central chileno.

 

 

Cómo solucionar la desigualdad y mejorar la calidad de vida de las personas es el tema de esta XV versión del principal encuentro de arquitectura del mundo, la Bienal de Venecia y que abre sus puertas al público este sábado 28 representada por obras de la escuela de arquitectura de la Universidad de Talca.

 

Son en total ochenta y ocho de los más selectos arquitectos internacionales de sesenta y cuatro países. Otro de los hitos de la Bienal es que será dirigida por el compatriota, Alejandro Aravena.

 

El pabellón que representa a Chile con seis arquitectos exhibe la muestra “A Contracorriente”, curada por Juan Román y José Luis Uribe, en la que se presentan 15 proyectos arquitectónicos creados por alumnos de la Universidad de Talca, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las gente que habita en sectores rurales del país.

 

“A Contracorriente” se ambientó con la instalación de bolsas de plástico, que se mueven y emiten un sonido similar al de una ráfaga de viento. Fue pensada para dar la sensación de aire y descanso y además, como contrapeso de materialidad frente a un muro del año 1.300 en que se enmarca el pabellón chileno.

 

El cartel que representa el evento muestra a una mujer subida a una escalera plegable en un paisaje desértico y mirando hacia el horizonte. Aravena explicó que se trata de la arqueóloga alemana Maria Reiche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *