29 junio, 2016

Con la presencia del decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Valparaíso, profesor Ricardo Barril; del secretario de Facultad, profesor Hernán Villavicencio; del director de la Escuela de Administración Pública, profesor Jaime Rubina; del secretario académico profesor Osvaldo Pizarro; de académicos, estudiantes y familiares se efectuó este viernes la ceremonia de titulación de los egresados de la carrera de Administración Pública de nuestra Universidad.

La ceremonia, que se realizó en el Aula Magna de la Escuela de Derecho, se inició con el tradicional himno universitario Gaudeamus Igitur y por el tema de Víctor Jara “Manifiesto” en un interesante arreglo coral interpretados la Camerata Vocal de la Escuela de Música de la Universidad de Valparaíso, dirigida por la profesora Ximena Soto Lagos.

En sus palabras de bienvenida, el director de la Escuela, profesor Jaime Rubina afirmó que esta ceremonia “Constituye sin duda un hito en la vida de los estudiantes recién egresados, ya que con el cierre exitoso de esta etapa se abre un futuro promisorio en su desarrollo personal. Insto a los nuevos profesionales a transformar todo lo aprendido en un aporte a la gestión y administración de los sectores público y estatal que tanto requieren hoy de la participación de gente capacitada en la excelencia profesional y además con un alto compromiso ético”. Agregó que es fundamental la excelencia en la gestión pública porque ello permitirá disminuir las brechas de desigualdad e injusticia social que encontramos en nuestra sociedad.

Uno a uno fueron subiendo los alumnos al escenario para recibir sus certificados de título entre los aplausos y expresiones de emoción de sus familiares y amigos que vieron cómo un importante ciclo de las vidas de estos jóvenes culminaban con éxito para el orgullo de las familias y también de la comunidad universitaria.

El decano de la Facultad, profesor Ricardo Barril, señaló que “La formación de un joven no sólo debe mirarse desde el punto de vista de la excelencia académica y disciplinar sino más bien desde la ética; personas que puedan enfrentar el mundo con los valores del respeto, la inclusión y la tolerancia, que son algunas de las características que nuestra Universidad, que nuestra Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas y que especialmente esta Escuela de Administración Pública ha puesto en cada uno de ustedes, como sello indeleble de un nuevo profesional que deberá competir en un mundo donde se valora la excelencia pero donde cada día se hace más necesaria la estatura ética y moral de los profesionales que viene a servir al país y a su gente”.

Agregó el decano que “Esta celebración, de alguna manera sintetiza ese logro, no sólo para Uds. jóvenes egresados, nuevos profesionales, no sólo para sus familias y amigos que los han acompañado en esta sacrificada travesía, también es un logro para nosotros, para los directivos, profesores y funcionarios, que hemos sido parte de un proceso virtuoso que culmina con la obtención de un título profesional”.

En la ceremonia, como es tradicional, se entregaron distinciones especiales para los egresados más destacados.

Por parte del Colegio de Administradores Públicos de Chile, representado por su presidente, profesor Diego del Barrio, se entregó el reconocimiento a los tres mejores titulados de la generación, distinción que cayó en los egresados Nathalie Montoya Riquelme, Verónica Acosta Gallardo y Milenko Romero Moya, quien además fue premiado como el mejor alumno de la promoción recibiendo el diploma de manos del decano Ricardo Barril. Asimismo Milenko Romero y Macarena Villalobos Ramírez por parte de la Escuela de Graduados recibieron la beca del 50% para estudiar el Magíster en Gobierno y Gestión Publica y Magíster en Gestión de Proyectos respectivamente, premios que entregó el director de la Escuela, profesor Eric Salinas.

Siguiendo con la ceremonia la Red Nacional de Escuelas de Administración Pública y Ciencias Políticas, representada en esta oportunidad por el profesor Exequiel Luna, entregó un reconocimiento especial al estudiante destacado, Nicolás Arando Fernández, quien fuera ganador de la primera convocatoria del concurso nacional “Desafío Reacción AULAB” que  propuso convertir ideas innovadoras en políticas públicas postulando con el proyecto “Faltan Manos!”, que será ejecutado por el Laboratorio de Gobierno, el Ministerio del Interior y la ONEMI.

Al finalizar la ceremonia, la Camerata Vocal interpretó “Vasija de barro” de Gonzalo Benitez con arreglos de Javier Zentner y “La violeta y la parra” del compositor Jaime Atria con arreglos de Carlos Hernández.

Fuente: UV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *