4 enero, 2017

Cómo mejorar la salud fue la temática del encuentro del ‘Programa de Intervención Comunitaria’

de la UDLA, donde dirigentes de 36 barrios de seis comunas están trabajando activamente junto a

estudiantes de la universidad, para elaborar respuestas concretas para mejorar la calidad de vida

de los vecinos.

Este fin de semana fue el turno de los dirigentes de Huechuraba, La Florida, Lo Prado y Maipú, quienes

abordaron los resultados de la labor realizada con más de 7 mil estudiantes de las Facultades de Ciencias

de la Salud y Ciencias Sociales de UDLA (Universidad de Las Américas), que ha permitido identificar

problemáticas de salud particulares de cada barrio y, a partir de ello, elaborar diversos proyectos que aporten

a las soluciones.

El programa viene de la mano de las Facultades de Salud y Ciencias Sociales de la UDLA, quienes se

acercaron a municipios de la capital y de regiones, organizando proyectos territoriales con las comunidades.

Como elemento pionero, el trabajo de campo se desarrolla en conjunto con líderes sociales y comunitarios.

Luego de cuatro años, hoy la labor está en diferentes etapas en cada barrio y ha significado un desafío de

participación ciudadana.

“Como universidad, este es un trabajo permanente de construcción de una política de salud apoyada en la

comunidad. Estamos convencidos que la salud es también un constructo social, y en la medida que tenemos

una comunidad más integrada, más atenta, más cuidadosa, tenemos mejores indicadores de salud”, señaló

Pilar Armanet, Rectora de UDLA, dando énfasis al sello que este programa imprime en la formación de los

estudiantes de la universidad.

El programa constituye, además, una labor pionera en la formación académica para la salud. “El hecho

de tener profesionales que se insertan en una realidad compleja, pero que pueden conocer a partir de los

primeros años de sus carreras la primera línea de la salud, significa que van a tener una capacidad de

entender desde el usuario que llega, y así desarrollar una capacidad de comprender en profundidad lo que le

pasa a las personas, conocer las necesidades reales. Es decir, van a tener la posibilidad y la formación para

ponerse en el lugar del otro, cosa que hoy no logramos con los profesionales de la salud”, indicó Antonio

Infante, director del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente.

El ‘Programa de Intervención Comunitaria’ de UDLA, ideado por el decano de la Facultad de Ciencias de la

Salud, Dr. Hernán Sandoval -quien también impulsó el Plan Auge-, se concentra en difundir que la salud

es responsabilidad de todos y que no solo debe preocuparse de sanar, sino también de prevenir. Por ello,

el trabajo en terreno se enfoca en abordar junto a los líderes sociales diversas temáticas del ambiente que

inciden en la salud física y mental de las personas. Entre ellas, la calidad de sus empleos; la cantidad de

horas que se trabajan; las características de sus viviendas y barrios; el tipo de vínculos que se tienen con

los vecinos; el estado de sus relaciones personales con la pareja, hijos y familiares; el tipo de alimentación

sana y/o chatarra que se consume; y la infraestructura, estado y calidad de los espacios públicos donde se

desenvuelven, como plazas, veredas y calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *