30 enero, 2017

Hasta el sector de Deuca, Carrizal, Empedrado y alrededores de Constitución, se trasladaron el domingo 29 de enero los estudiantes de la Universidad Católica del Maule (UCM) coordinados desde la Federación UCM Talca, integrándose a los trabajos voluntarios de apoyo para atender las necesidades más urgentes producto de los incendios forestales.

Junto a Integra Médica, más de un centenar de estudiantes del plantel, principalmente de las áreas de la salud y medicina, partieron a primera hora desde la capital regional para sumarse a las labores de emergencia, acción que contó con el apoyo institucional a través de su Dirección General de Vinculación.

Valentina Vargas, secretaria de Bienestar de la Federación de Estudiantes de la UCM Talca, señaló que “lo fundamental aquí es el compromiso y las ganas de colaborar. Nos organizamos con errores y todo, pero estamos todos motivados para apoyar en lo que se requiera. Los estudiantes vienen muy contentos, trabajaremos durante todo febrero”.

Luego de la llegada a Deuca, el Dr. Hernando Durán, director de Integramedica y concejal de Talca “hoy 15 médicos se sumaron a ayudar para entregar salud y aportar un poco en lo que sabemos hacer en este momento difícil, sobre todo si existe algún dolor o molestia, o tema psicológico. Para mí es un éxito”, quien agradeció el compromiso y pronta respuesta de los estudiantes UCM.

“Hoy se atienden necesidades puntuales, pero con el pasar de los días surgirán otras complicaciones”, alertó el médico, agregando que “desde el punto de vista sanitario los primeros días no son tan complejos, se requiere la intervención en crisis, pero las enfermedades respiratorias y gastrointestinales ocurrirán con el paso de los días, al no poseer agua potable o sistemas de mantención adecuados de los alimentos”.

Estudiantes UCM Curicó

A raíz de la catástrofe que ha afectado la región, la sede Curicó de la UCM también ha organizado diversas iniciativas para ir en ayuda de los afectados de la zona. Una de ellas fue la entrega de una carga de útiles de aseo, alimentos no perecibles, frutas y vestuario para la localidad de Los Coipos, ubicada en la comuna de Hualañé, la cual se materializó gracias a la coordinación entre la Dirección de sede, Pastoral Universitaria y una estudiante de Trabajo Social que vive en la zona y que se ofreció a canalizar la ayuda a los damnificados del sector consumido por las llamas.

Por otra parte, las escuelas de Enfermería y Nutrición y Dietética, quisieron sumarse a esta cruzada solidaria para colaborar con insumos médicos para Bomberos y por ello se unieron en representación de la sede para ofrecer en la Plaza de Armas de la ciudad un control de salud preventivo a la comunidad, además de otras acciones como pintacaritas, trencitas y venta de manzanas de la estación.

“Convocamos a estudiantes y académicos para realizar actividades con las que podamos generar recursos para costear insumos médicos que son los mayores requerimientos de Bomberos que están en las zonas. Apósitos, gotitas para los ojos y colirios son algunos de los materiales que tienen un costo elevado y por ello nuestra idea es dirigir bien los recursos para que sea efectiva la ayuda que estamos realizando”, explicó Carolina Flores, directora de la escuela de Enfermería de la sede Curicó.

Cabe señalar que esta iniciativa se extenderá hasta este martes 31 d  enero en la Plaza de Armas de Curicó y en las afueras de la zapatería El Negro (entre Yungay y Prat).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *