21 agosto, 2017
  •      Taller organizado por la UCN y Zig-Zag convocó a cerca de 100 profesores, directivos y encargados de bibliotecas de Antofagasta, Calama y Tocopilla.

Revisar el valor de las bibliotecas institucionales y del aula como un espacio de formación del hábito y fomento lector, además de conocer metodologías que permitan a los escolares mejorar la capacidad de comprensión, fueron los temas abordados en un taller donde participaron cerca de un centenar de profesores, directivos y encargados de bibliotecas de la Región de Antofagasta.

La jornada, organizada por Editorial Zig-Zag y la Universidad Católica del Norte (UCN), a través del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) UCN1501 de las carreras de pedagogías, convocó a encargados de los Centros de Recursos para el Aprendizaje (CRA), bibliotecarios y equipos directivos de establecimientos educacionales de Antofagasta, Tocopilla y Calama, además de estudiantes de carreras de pedagogías.

“El hecho de mejorar la capacidad de comprensión lectora permite a las personas desempeñarse de mejor forma en la vida, hoy nos damos cuenta de que es un punto débil en los escolares y queremos reforzarlo”, mencionó Víctor González Escobar, director alterno del PMI UCN1501.

TALLER

Mediante el taller “El tesoro de los libros: mediación y espacios de lectura”, los asistentes recibieron una muestra variada de estrategias que apuntan a la mediación, tanto de los criterios de selección, entrega y hasta formas de evaluación de las lecturas realizadas. El taller, que tuvo un enfoque teórico y práctico, fue dirigido por Roberto Contreras Soto, escritor, crítico literario, profesor de Lenguaje y especialista en el proceso lector, las investigaciones sobre estrategias de lectura y los modelos para fomentar y difundir obras, principalmente de la literatura infantil y juvenil.

“Nosotros partimos de la premisa de entender que no existe un déficit de la lectura, sino de la comprensión de esta, y cómo nos enfrentamos a un libro es hacer sentido y distinguir entre leer y comprender”, explicó Contreras.

Según explicó Náyade Del Valle, representante de Instituciones Educacionales de Educaria Zig-Zag, “la actividad nació de la necesidad de tener un experto en el tema para entregar a los profesores herramientas  y conocimientos para el hábito de la lectura”.

Agregó que este trabajo permite que niños y jóvenes puedan tener un real interés por la lectura, por lo que se espera generar otros talleres similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *