4 octubre, 2017
  • “Tener estacionamiento gratuito incide en el incentivo al uso de automóvil. Esto, aun cuando el auto es un medio de transporte ineficiente que nos genera más congestión”, explica el decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología, Federico Casanello.

Sólo entre quienes poseen automóvil, se estima que el viaje en auto es predominante para quienes trabajan en Santiago Norte: 9 de cada 10 personas lo usa todos los días para ir a trabajar. Así lo afirma una encuesta realizada por la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, en conjunto con la Dirección Nacional de Estudios de la misma casa de estudios, donde se detalla que 72% de quienes poseen auto lo utiliza todos los días para trasladarse a su lugar de trabajo y solo 28% lo hace en algunas oportunidades.

“Los usuarios usan el transporte privado por la comodidad, se transforma en una extensión del hogar. Evidentemente, eso hace que el automóvil sea tremendamente atractivo. Además, hay un tema de status. A medida que los niveles de ingresos de los países suben, aumenta también la compra de automóviles”, destaca el decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la USS, Federico Casanello.

En detalle, el estudio deja en evidencia que -en horario punta- 15% de quienes salen de sus casas a trabajar en automóvil viaja durante una y media hora por trayecto, considerando que éstos son de 17 Km promedio. Mientras, 46% de los casos debe asumir tiempos de traslado de poco más de una hora (15 Km promedio). Y 11% de los casos demora solo media hora o menos de casa al trabajo en horario punta, moviéndose 11 Km promedio.

Por otra parte, entre quienes viven en la Región Metropolitana y poseen automóvil, se estima que 70% posee estacionamiento gratuito en su lugar de trabajo, mientras que el restante 3% paga alguna tarifa rebajada y 18%, simplemente no posee ningún beneficio al respecto.

“Tener estacionamiento gratuito incide en el incentivo al uso de automóvil. Esto, aun cuando el auto es un medio de transporte ineficiente que nos genera más congestión. Sin embargo, una vez que una persona se sube al auto, es más difícil que se baje. Para combatir esto, hay dos medidas eficientes que son mejorar el transporte público y haciendo más difícil el uso de automóviles. Algunas buenas alternativas son la tarificación vial y el cobro de estacionamientos. Aunque son medidas tremendamente impopulares, esto genera un real desincentivo al uso de automóvil”, explica el decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología.

Entre quienes no cuentan con el beneficio de estacionamientos en el lugar de trabajo, 10% de las personas estacionan en la vía pública de manera gratuita, otro 10% debe pagar a diario en las mismas condiciones, mientras que 5% posee un estacionamiento con pago o abono mensual.

El estudio muestra que el gasto promedio mensual entre quienes poseen automóvil es de $93.500, monto que aumenta a $125.000 para quienes pagan estacionamiento, considerando también TAG y combustible. Del total, 33% invierte entre $50.000 y $100.000 mensuales, y otro 30% gasta un máximo de $50.000 mensuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *