15 noviembre, 2017

Se trata de un taller en el que se abordan asignaturas como matemática, inglés y lenguaje y comunicación.

 

Un taller de apoyo pedagógico, dirigido a más de 20 escolares, de la Villa Santa Teresita de San Felipe, es el que están ejecutando actualmente en dicho sector, un grupo de alumnos y alumnas de Pedagogía del Campus San Felipe de la Universidad de Playa Ancha (UPLA). El proyecto, que partió hace algunos meses como un voluntariado, actualmente forma parte de las iniciativas ganadoras en la Convocatoria 2017 de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos, enmarcada en la política de Vinculación con el Medio y en el Convenio de Desempeño UPA 1301.

Son dos estudiantes de Pedagogía en Educación Básica y tres de Pedagogía en Inglés, quienes desde mediados de este 2017, están visitando la sede comunitaria del barrio para realizar sesiones de nivelación en las asignaturas de matemática, inglés, y lenguaje y comunicación a niños, niñas y adolescentes (preescolares a 5° básico), que habitan en este lugar, que es reconocido en la zona por presentar altos índices de vulnerabilidad económica, delincuencia y drogadicción.

“Sabiendo que es una villa vulnerable, desde el punto de vista social, la idea aquí es dar un apoyo pedagógico, que va más allá de una mirada asistencialista tradicional, ya que más que el contenido disciplinar, queremos entregar herramientas de carácter pedagógico, donde los chicos puedan resolver situaciones, resolver problemas de aprendizaje, desde lo más básico y mínimo, de manera que ellos puedan con esas herramientas mínimas desenvolverse en el contexto escolar”, comenta el Director del Departamento disciplinario de Humanidades, Juan Saldaña Álvarez, quien es el responsable del proyecto, denominado “Co-construcción socio – educativa en la Villa Santa Teresita, comuna de San Felipe. “Aprender para no depender”.

Al respecto, la vecina Carola Rojas Aguilar, quien es miembro de la directiva de la sede comunitaria del sector  que solicitó la implementación de este proyecto a la UPLA, dice estar satisfecha con el taller: “Estoy muy agradecida de la gestión, del recibimiento que tuvimos, de parte de las autoridades de la universidad, y tengo mucha esperanza y me da mucha alegría de ver que se pueden hacer cosas y que hay profesionales que se están formando, no tan sólo con la intención de un sueldo o de la posición que van a tener, sino que se están preocupando por sus semejantes y están siendo generosos con sus conocimientos. Para mí, ese es el valor más grande que puede entregar un ser humano”, manifiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *