Daily Archives: 2 febrero, 2018

[Opinión] “Jóvenes, conocer su sexualidad es invertir en seguridad”

La época estival, con el buen clima y sus noches más largas, propicia un mejor estado de ánimo de las personas, que favorece un ambiente de receptividad para crear nuevas amistades, salir más de fiesta, bailar, conocer gente nueva… y por consiguiente, querer encontrar “el amor”.

Los jóvenes comienzan a hacer planes que les alejen de sus obligaciones y donde puedan explorar nuevos terrenos y aquí, las relaciones sexuales se sitúan en primer plano.

En esta época de la vida, el grupo de amigos es un gran referente, y en muchas ocasiones presionan para que se inicien relaciones sexuales o se realicen de forma insegura, con comentarios como “ya deberías probarlo…”, “eres muy aburrida/o si no lo haces…” etc.

Los adolescentes deben tener las suficientes herramientas para conocerse y saber qué es lo que quieren en cada momento, y así, no ceder ante la presión del grupo. Por eso, se hace de vital importancia la educación sexual, no sólo desde el ámbito educativo sino también por parte de las familias.

Que se conozcan y se acepten tal y como son para poder expresar su sexualidad con satisfacción, es el principal objetivo. De esta forma, los jóvenes se encuentran preparados, tienen los conocimientos necesarios para iniciar una relación sexual segura y el poder de decidir cómo, cuándo y con quién tenerlas.

Se propicia así una seguridad en el adolescente que no muchos consiguen y que hace que puedan enfrentar los primeros encuentros eróticos desde la seguridad y el conocimiento y no por el contrario, desde el miedo y la inseguridad.

Gracias a lo anterior, una vez llegado el momento, los adolescentes son capaces de discernir lo que les apetece, se sienten empoderados para tomar decisiones y consiguen encuentros sexuales mucho más plenos, seguros y satisfactorios.

Por lo tanto, fomentar que los adolescentes conozcan su sexualidad es invertir en seguridad, satisfacción, autoestima, diversidad… pero por sobre todo es invertir en que sean jóvenes felices, que disfrutan plenamente su sexualidad en todos los ámbitos de su vida.

[Opinión] “Imagen global no se ve mal, pero en detalle es compleja”

El economista de la Universidad de Santiago, Guillermo Pattillo, asegura que la tasa de desocupación del trimestre octubre-diciembre, correspondiente a 6,4%, es una cifra anticipada por los expertos y, como número global, es positiva. Sin embargo, a su juicio, “las características de crecimiento del empleo siguen siendo precarias”. En otro orden, el académico proyecta para 2018 un crecimiento del 3,5%.  

Este miércoles (31) el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló que la tasa de desempleo alcanzó un 6,4% en el cuarto trimestre de 2017, ubicándose en la línea de lo esperado por el mercado.

Si bien esta cifra representa una leve baja respecto al nivel de desocupación de 6,5% correspondiente al periodo septiembre-noviembre, es mayor a la del 6,1% de octubre-diciembre de 2016.

Para el economista y académico de la Universidad de Santiago, Guillermo Pattillo, la tasa de desempleo fue suficientemente anticipada por los expertos. Esto, ya que según explica, “en esta época del año hay estacionalidad positiva, por lo tanto, absolutamente todos los años las cifras de desocupación tienden a disminuir respecto a los trimestres móviles anteriores”.

“Nuestra proyección estaba en la línea de lo que ha ocurrido y como cifra global es buena para la situación general”, afirma el especialista.

Empleo precario

 Sin embargo, Pattillo remarca que el problema radica en la composición del empleo, pues la ocupación registra un crecimiento en los trabajadores por cuenta propia (4,1%), lo que para el experto no es un buen indicador.

La categoría asalariados también registró un aumento en la variable ocupación, pero el académico explica que crece debido al componente público.

“La imagen general es que si bien la tasa de desocupación no es particularmente alta y está en un rango razonable para la condición económica general, las características del crecimiento del empleo siguen siendo precarias”, enfatiza.

El académico reitera que el crecimiento del empleo por cuenta propia y asalariados –influenciado por el sector público- no es una buena señal, porque además se reduce el trabajo en la industria y el comercio.

Pattillo insiste en que “la imagen global no se ve mal, pero la imagen más de detalle es compleja, y eso está asociado a una economía que ha crecido muy poco”.

Empleo informal

 Por primera vez el INE elaboró un informe que expone la informalidad laboral en Chile. En su primera edición, la tasa de Ocupación Informal (TOI) del trimestre octubre-diciembre llega al 30,0%, es decir, presentó un alza de 0,1 puntos porcentuales.

De acuerdo a Pattillo, la precariedad del empleo lleva a un aumento de la informalidad. No obstante, el economista asegura que esto era esperado porque este tipo de ocupación es la que ha registrado una de las mayores alzas en este tiempo.

“La informalidad no es buena porque significa una bajísima productividad, hay impuestos que no se pagan, y una inexistente seguridad social”, agrega.

En algunos casos “esto es el reflejo de regulaciones mal hechas, falta de opciones para los trabajadores, crecimiento estancado y una reforma laboral que no ha apuntado donde debe”, asegura.

“Lo que uno puede ver es que la gente tiene menos opciones de empleo de mejor calidad y eso redunda en informalidades y empleos por cuenta propia, como vendedores callejeros”, sostiene.

Por último, el académico proyecta para 2018 un crecimiento del 3,5%. “Vamos a ver un crecimiento de los asalariados que se va a ir acelerando y una reducción en la tasa de los cuenta propia”, remarca.

[Opinión] Ejercicio físico en el tratamiento y prevención del cáncer

Karol Ramírez, presidenta de la Sociedad Chilena de Kinesiología Oncológica (SOCHKO) y docente de Kinesiología UC

El próximo 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer y quizás pocos saben el enorme beneficio del ejercicio físicoen la terapia recuperativa del cáncer y en su prevención.

Chile ha avanzado en oncología en la última década. Los pacientes diagnosticados se enfermaban y fallecían en el corto plazo. Hoy sobreviven por largo tiempo con una patología oncológica y muchos efectos secundarios, que al incorporar mejores hábitos de vida y actividad física, consiguen superiores resultados.

El alto sedentarismo y obesidad en nuestra población explican parte de los factores de riesgo del aumento de enfermedades crónicas no transmisibles, y dentro de éstas, el cáncer. Así surge una teoría que indica que el ejercicio físico y la insistencia en el normo peso, ayuda a prevenir o a evitar la recidiva del cáncer.De hecho, hay varios tipos de cáncer que se asocian a la obesidad, como es el cáncer de mama;

Un estudio chileno en pacientes con cáncer de mama recibiendo quimioterapia, realizado por Kinesiología UC en el Hospital Sótero del Río, concluyó que solo un 20% es activo físicamente,; es decir, cumplen semanalmente con las recomendaciones de realizar al menos 150 minutos de ejercicio físico de moderada intensidad o 75 minutos de ejercicio vigoroso.

La kinesiología oncológica hoy se ha posicionado con solidez en Chile. En junio 2018 se llevará a cabo en Holanda la  primera Conferencia Internacional de Kinesiología y Cáncer, donde Chile presentará sus progresos en esta área, destacando los resultados del trabajo de kinesiología UC en la Unidad de Oncología del Hospital Sótero del Río.

Lo ideal es que el ejercicio físico sea recomendado como terapia complementaria desde el momento del diagnóstico y sobre todo durante el tratamiento. Hay evidencia sólida en algunos tipos de tumores como los digestivos, cáncer de mama, cáncer de próstata, y tumores hematológicos, en que los sujetos que se entrenan durante los tratamientos de cáncer tienen menores efectos secundarios, mejor calidad de vida  y sobreviven más en el tiempo.

Es fundamental comenzar a considerar el ejercicio como parte del tratamiento estándar contra el cáncer. La actual canasta GES para cáncer incluye el tratamiento kinesiológico en caso de tumores como mama o digestivos, pero solo en la fase postoperatoria y no en la fase de seguimiento del paciente; lo que sin duda ayudaría a mejorar la calidad de vida y los niveles de respuesta a un tratamiento integral.

Como desafío, las nuevas generaciones de estudiantes de carreras de la salud deberán ser formados en rehabilitación oncológica, dado que las estadísticas del cáncer aumentarán en las próximas décadas. Tenemos que estar preparados para enfrentarnos a este tipo de pacientes que va a estar no solamente en los hospitales, sino también en la atención primaria y en los gimnasios, y a la par educar a aquellos sobrevivientes al cáncer, demostrando que el ejercicio físico debiera estar encapsulado e indicado a todos los chilenos, sanos y enfermos.