19 marzo, 2018

El Dr. Fernando de la Cuadra, académico de la Universidad Católica del Maule, a raíz de informo entregado por el Instituto Nacional de Estadísticas –INE-.

¿Cómo ocupamos el tiempo libre los chilenos? Es sin duda una pregunta amplia. Hace algunos días el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregó un informe que da cuenta sobre cómo el uso del tiempo se organiza de un modo diferenciado en la sociedad, dependiendo de la situación laboral, sexo o de la edad, expresando el carácter social de la distribución de la cotidianeidad y las brechas que allí se enuncian.

“La dimensión personal del tiempo”, nombre que recibe el documento, fue desarrollado en base al análisis de los datos de la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo, ENUT 2015.

Uno de los indicadores que llama la atención es que, a nivel total de población, las personas destinan un tercio de su tiempo al ocio y la vida social, lo cual se contrapone con la extensa jornada laboral que a nivel país cumplen los chilenos, comparativamente con otras naciones.

“Los chilenos tenemos fama de trabajólicos, o al menos, que nos quedamos mucho tiempo en el trabajo, es difícil que salgas a las 18 o 17 horas, aunque te corresponda, porque existe casi un control social e interno”, reflexionó el académico de la Escuela de Sociología de la Universidad Católica del Maule (UCM), Dr. Fernando de la Cuadra.

El investigador del Centro de Estudios Urbano Territoriales (CEUT), dependiente del plantel universitario, contextualizó que “Hay estudios recientes que muestran que el chileno se queda mucho en el trabajo, pero la productividad no es tan alta, porque se quedan en redes sociales o sitios web. Te quedas, pero no estás trabajando, la encuesta puede recuperar ese tiempo laboral, pero que es de ocio, donde más bien te relajas”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *