19 marzo, 2018

Un trabajo colaborativo y pionero en Chile, entre la docente de Nutrición y Dietética de la USS
Valdivia, Marión Guerrero, e investigadores de la U. Andrés Bello y de la U. San Sebastián Sede
Santiago, da a conocer los beneficios y el potencial que posee la Tagatosa como edulcorante.

La Tagatosa es un nuevo edulcorante proveniente de la lactosa, que al ser manipulada
químicamente se obtiene un edulcorante bajo en calorías y que ayuda a mantener regulados
los niveles de azúcar e insulina en la sangre, ideal para pacientes diabéticos y resistentes a la
insulina.

Los investigadores efectuaron el primer estudio en el área en nuestro país que fue publicado
por la reconocida revista científica Biomed Research International, en la categoría WOS, y
posee un alto factor de impacto.

El endulzante es libre de calorías y no eleva la glicemia, dentro de sus características de la
Tagatosa destacan que posee un índice glicémico menor que otros endulzantes como el
maltitol y sorbitol, siendo una de sus principales ventajas el efecto hipoglucemiante y la
regulación que ejerce respecto del metabolismo de insulina y glucosa.

Al respecto la académica, Marion Guerrero, sostiene que la información obtenida en la
investigación adquiere relevancia, ya que “el efecto de D-tagatosa ha sido probado en modelos
aplicados en células, animales y también en pacientes diabéticos tipo II. Por tanto, es posible
recomendar su consumo como edulcorante y también como aditivo alimentario en productos
dietéticos a pacientes con insulino-resistencia, diabéticos y personas con exceso de peso y/o
síndrome metabólico”, indicó la especialista.

“Las principales conclusiones de esta investigación, es que la D-Tagatosa es un potente
edulcorante, que además ayuda a controlar alteraciones del metabolismo de los carbohidratos
como insulino-resistencia, intolerancia a la glucosa y Diabetes Mellitus tipo II”, explicó
Guerrero.

Este artículo fue escrito entre nutricionistas investigadores de la USS sede Valdivia y Santiago,
Marion Guerrero-Wyss y Samuel Durán Agüero, respectivamente, y la investigadora de la U.
Andrés Bello, Lisse Angarita; estudio que corresponde al primero realizado en Chile del
potencial efecto beneficioso de la Tagatosa para mejorar la respuesta metabólica y de glucosa
e insulina en la Diabetes Mellitus tipo II.

El estudio realizado considera la evidencia internacional actualizada respecto de otras
investigaciones realizadas a nivel celular, en modelo animal y también en pacientes diabéticos
Tipo II.

“La Tagatosa es un nuevo edulcorante obtenido por una modificación química que se realiza a
través de tecnología alimentaria a partir de la lactosa, un azúcar natural. La D-Tagatosa está
como edulcorante aprobado por la FDA desde el año 2001, y en nuestro país se comercializa
en supermercados en formato líquido, tabletas y en forma granulada”, concluyó la
nutricionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *