20 marzo, 2018

Como en los años anteriores, la Universidad de Playa Ancha inició una campaña para que los estudiantes de cursos superiores reciban de forma digna y respetuosa a sus compañeros de primer año, un esfuerzo en que el rector Patricio Sanhueza ha puesto énfasis y que considera que las nuevas generaciones rechazan el trato injusto, la discriminación, el acoso y la exclusión.

 

De este modo, ha existido una notable disminución de los recibimientos abusivos, actos que se pretenden erradicar por completo de la institución por no estar acordes con los valores que la caracterizan.

 

Explicó el rector Sanhueza que “como universidad hemos estado animando un proceso de respetar cada día más a las personas, sus derechos, las libertades, la igualdad, el trato deferente, cualquiera sea la posición o condición que la persona tenga; sea pobre o rica, creyente o no creyente, enferma o sana, cualquiera sea su opción sexual, hombre o mujer. En fin, todos somos iguales y por lo tanto los nuevos estudiantes merecen un trato digno por el solo hecho de ser personas”.

 

El “mechoneo” es sinónimo de acciones denigrantes, expresó, mientras que el respeto siempre será uno de los principios de esta casa de estudios. Por lo tanto, la UPLA está comprometida con velar por la integridad de su comunidad, sobre todo en este tipo de instancias en las que se pueden producir burlas, accidentes o agresiones, los cuales conducen a daños físicos y/o psicológicos.

 

Es vital evitar este tipo de situaciones y conflictos, además de forjar una nueva cultura, ya que estos actos fomentan que un grupo de seres humanos humillen a otro bajo una sensación de superioridad y además permite que la violencia de género se presente en un contexto de supuesta “diversión”.

 

Sanhueza recalcó el hecho de que el respeto “está inmerso en el principio de la inclusión y la diversidad. El respeto al otro, cualquiera sea su raza, sexo o condición; el respeto a los derechos humanos. Esto cae dentro de los principios esenciales de lo que es una universidad laica, plural, abierta, libre y respetuosa del otro”.

 

Agregó que la sociedad está evolucionando y tornándose cada vez más reflexiva, consciente y empática, tanto con sus integrantes como con el medio que la rodea, y en esta promoción de la sana convivencia, cortesía y dignidad es relevante que los estudiantes empleen la creatividad y desarrollen actividades ingeniosas y amables hacia los compañeros que comenzaron a estudiar una carrera en la UPLA, dado que no merecen tratos vejatorios.

 

La Dirección General de Desarrollo Estudiantil (DGDE) posee la misión de preocuparse por el bienestar de los estudiantes de la UPLA, por lo que la unidad estará atenta a las denuncias que puedan efectuar aquellos que consideren haber recibido un trato abusivo y protegerá la privacidad de los afectados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *