6 abril, 2018

Nuevas y modernas instalaciones para la innovación pedagógica y los estudiantes fueron puestas a disposición de la comunidad universitaria este jueves 5 de abril en Casa Central, con el arribo de las unidades de Aprendizaje e Inglés del Departamento de Pregrado al edificio patrimonial. Esta inauguración es parte de una nueva etapa en el fortalecimiento de los procesos formativos de nuestro plantel, entendiendo la calidad educativa como una responsabilidad institucional.

A lo que ya representa simbólicamente la Casa Central, “esperamos contribuir con la presencia permanente de estudiantes, tutores, monitores, académicos y profesionales que le den vida y aporten a mantener una universidad viva, pensante, reflexiva y cerca de su comunidad interna y las necesidades del país”, señaló en la ceremonia la directora de Pregrado de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos, Leonor Armanet, quien celebró la inauguración de este espacio, que es “una señal institucional de compromiso con los estudiantes y su aprendizaje (…) y revela que éste, en el proceso formativo de pregrado, es un elemento central del quehacer universitario y una preocupación institucional”.

El proyecto, que en esta fase alberga a la Unidad de Aprendizaje con sus programas tutoriales, de inducción y acompañamiento, que han beneficiado a más de 6500 estudiantes y formando a más de 750 tutores; y al Programa de Inglés que sólo este semestreatiende a más de 2.200 estudiantes, a través de sus 120 cursos y 30 profesores, también contempla un espacio para la atención académica de estudiantes de pregrado y se visualiza “con una forma de relaciones más humanas y cercanas a éstos, con una permanente interacción con las diferentes unidades, áreas y centros que trabajan en los temas de bienestar, salud y acompañamiento al aprendizaje que existen en las diferentes facultades e institutos”, puntualizó Armanet.

Teniendo como premisas la valoración de la diversidad como una riqueza de nuestra institución, el papel activo y central del estudiante en los procesos formativos, y la relevancia del desarrollo docente para enfrentar el desafío de enseñar, “el espacio que hoy inauguramos forma parte de la exploración de nuevas oportunidades de acompañamiento de estudiantes y docentes, práctica permanente del Departamento y la Vicerrectoría de Asuntos Académicos, que se orienta en sus definiciones estratégicas y por su aspiración de contribuir a la misión y vocación institucional”, indicó Anita Rojas, jefa de la Unidad de Aprendizaje del Departamento de Pregrado.

Por su parte, la estudiante y coordinadora de tutores par de la Facultad de Derecho, Ximena Donoso, enfatizó en la importancia de este espacio “porque responde a la necesidad práctica de un punto de encuentro para la realización de actividades de formación de tutores y personal encargado de materializar los programas de acompañamiento, porque su objetivo es satisfacer la constante necesidad de ofrecer a los estudiantes un espacio para potenciar al máximo sus capacidades; y porque refleja la preocupación de la Universidad de Chile ante los nuevos cambios y caminos educativos. Sin embargo, también implica variados desafíos, señaló la estudiante, quien dijo que “por lejos el desafío más importante (…) es pensar y repensar en cómo y para qué se está educando en la Universidad de Chile. (…) La invitación es a hacernos cargo en serio de estas problemáticas de manera progresiva y constante. Es necesario empezar a ver la educación como un mecanismo de inclusión dentro de la universidad y posteriormente, de inclusión en la sociedad”.

Para el Rector Ennio Vivaldi, quien cerró la ceremonia, el hecho de inaugurar un espacio como este en Casa Central, con actividades tan cardinales para la institución es relevante porque “lo que se está haciendo en Pregrado, como pocas cosas, va al alma misma de lo que es la Universidad, de lo que es su sentido” y marca un hito, dijo.

“En algún momento, por ejemplo, se consideraba que para enseñar en pregrado bastaba con ser un gran erudito en el tema y se desconocía algo que hoy día sería inconcebible no considerar, que es la metodología, el aprendizaje y la enseñanza. Hoy día sería absurdo tratar de pensar un proceso de docencia de pregrado sin esas dimensiones. Por citar otro hito, por mucho tiempo se suponía que el estudiante era responsable total de su propia carrera y a nadie se le ocurría que era responsabilidad de la institución”, agregó el Rector, valorando el trabajo realizado por Pregrado en el acompañamiento de estudiantes y docentes para hacerse cargo de esta responsabilidad institucional, porque “no hay nada más desigual que tratar como iguales a los desiguales y lo que se está haciendo aquí, en gran medida, es revertir eso”, subrayó la autoridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *