16 abril, 2018

Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2014 y rector de la Universidad Andrés Bello, Dr. José Rodríguez, analizó en la Universidad Católica del Maule los desafíos e impacto en materia tecnológica y de avances científicos que tiene nuestro país.

Con activa participación y asistencia de autoridades regionales, directivos, académicos y estudiantes se llevó a cabo la inauguración del Año Académico de Ingeniería Civil Electrónica de la Universidad Católica del Maule (UCM), cuya clase magistral denominada "Grandes innovaciones tecnológicas y su impacto en la sociedad", estuvo a cargo del rector de la U. Andrés Bello y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2014, Dr. José Rodríguez.

A juicio del experto y ex rector de la U. Técnica Federico Santa María, a nivel mundial los desafíos y avances científicos están vinculados al tema hídrico, la movilidad y/o transporte, la salud y la energía solar.

“Son tremendos desafíos que tienen como común denominador la tecnología y, es ahí, donde la ingeniería electrónica cumple un gran rol”, reflexionó el invitado, quien valoró la apertura de esta carrera en la UCM.

Además, Rodríguez, hizo hincapié entre otros tópicos, en el protagonismo que de aquí a 20 o 30 años adquirirán, por ejemplo, los vehículos eléctricos, justamente a raíz de las necesidades de desarrollo tecnológico que tiene el planeta.

Oportunidad mundial

“En materia energética tenemos una oportunidad como país, ya que Chile tiene la mayor radiación solar en el mundo, fundamentalmente en el norte (…) Podemos abastecernos completamente con energía solar, somos el país que más produce en Latinoamérica y poseemos dos de las plantas de energía solar más grandes del mundo”, contó.

Adicionalmente a este análisis, Rodríguez complementó que Chile pese a ser un país pequeño, es gigante en generación de energías renovables, en particular fotovoltaicas, lo cual “Da cuenta de un desarrollo estratégico del país y queda mucho más, como por ejemplo en el ámbito astronómico, donde tenemos el privilegio de tener un cielo muy claro en el norte, convirtiéndonos en una potencia mundial en la materia, el 70% de la observación astronómica mundial se hace en Chile”, indicó.

Finalmente, el rector UNAB, aseveró que acá se invierte muy poco en investigación, -apenas el 0,4% del PIB-, situación que considera “es una falla que al final nos va a pasar la cuenta”, destacando que “en nuestro país y en todo el mundo, quienes forman el capital humano avanzado son las universidades y acá, quienes hacen la investigación son mayoritariamente  ellas, más que las empresas, entonces el rol de las universidades, tal como la UCM, es fundamental para el desarrollo del país”, concluyó.

Pertinencia y expectativas

Para la directora de Ingeniería Civil Electrónica de la UCM, Mary Carmen Jarur, abrir este programa, el cual no se encontraba en la Región del Maule hasta ahora, es un tremendo desafío, puesto que se trata de un área disciplinar que tiene que ver con los fundamentos del desarrollo tecnológico que venimos viviendo como país y en el mundo, durante los últimos 20 a 30 años.

“Esperamos impactar los procesos productivos, ya que el Maule tiene una alta conexión con el mundo, debido a las exportaciones, pero necesita mejorar sus procesos y en ese sentido la integración de tecnología, específicamente a través del lenguaje que la electrónica ofrece, es una oportunidad y un camino que como región debemos realizar”, afirmó.

Jarur analizó el contexto regional, indicando que la agroindustria todavía necesita mejorar en cuanto al ámbito de la automatización, “para optimizar procesos productivos y generar otros productos a partir de materias primas, donde también está el desafío en ciertas áreas de poder crear expertis para que en algún momento podamos exportar tecnología más que productos”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *