15 mayo, 2018

Estudiantes de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián guiaron a 120 adultos mayores en el desarrollo de grupos focales que buscan obtener información vital para convertir y certificar ante la OMS a “Valdivia, ciudad amigable con las personas mayores”.

Durante la jornada, las personas mayores participaron de forma activa, soñando –en un plazo de cinco años- con un mejor Valdivia, en las áreas de: Espacios al aire libre y edificios; Transporte; Vivienda; Respeto e inclusión social; Participación social; Comunicación e información; Trabajo y participación ciudadana; Servicios sociales y de salud.

En el inicio del proyecto, al que asistieron el alcalde de Valdivia, Omar Sabat, autoridades de la Universidad y coordinadores de la Fundación Oportunidad Mayor, se subrayó que Valdivia marca un hito en cuanto a iniciativas de inclusión.

 

Blanca González, presidente del Grupo de Adultos Mayores Ave Fénix de la población Villa Las Américas, señaló que “la actividad es una oportunidad para ser escuchados y aportar desde nuestra experiencia para hacer una mejor ciudad”, convencida que “con acciones concretas y simples se pueden generar avances”.

“Algo que me gustaría que se cambie es cómo se atiende a los adultos mayores en los servicios de salud, no quiero generalizar, pero trabajé en el área y vivencié malos tratos, por lo que desde mi experiencia quisiera aportar para erradicarlos. Debería existir un protocolo transversal para que ningún adulto mayor reciba malos tratos”, precisó.

En el mismo sentido, el Alcalde de Valdivia, Omar Sabat, sostuvo que, “la actividad es importante porque se está haciendo a través de la participación de los adultos mayores para que puedan plasmar los sueños que tienen de la ciudad. Esta gran alianza está comenzando a  dar frutos y este primer paso es relevante para determinar prioridades”.

 

Identificación de necesidades

Tal como explicó Francisco Mena, director de Ingeniería Comercial USS Valdivia, en total se realizaron 10 grupos focales –siguiendo el protocolo de Vancouver- en la que participaron tres estudiantes en cada uno: Un facilitador, secretario y ayudante.

“Como carrera de Ingeniería Comercial aportamos con más de 20 estudiantes, quienes estuvieron a cargo de los distintos grupos focales, que siguieron el protocolo de Vancouver que solicita que se escuche a la comunidad, en este caso a nuestros mayores. Este es un trabajo muy técnico, que hacemos de forma inédita con estudiantes de nuestra carrera”, acotó.

“La alianza entre el municipio, la Fundación y la academia ha sido fundamental para cumplir con los protocolos que exige la OMS, y Valdivia ha sido pionera, por lo que ha llamado la atención de otros municipios a nivel nacional y en el plano internacional, tanto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos han invitado a exponer sobre cómo estamos trabajando en este proceso”, comentó Gabriela Castro, coordinadora zona sur de la Fundación Oportunidad Mayor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *