31 mayo, 2018

El cáncer oral es uno de los más comunes en el mundo y el alcohol y el tabaco son sus principales causantes.  El Dr. Juan Enrique Rebolledo, académica de la Facultad de Odontología USS, indica que es fundamental poder realizarse un autoexamen para detectarlo a tiempo. 

 El cáncer oral es uno de los 10 cánceres más comunes en el mundo, respecto del número de casos. En los últimos años, se ha detectado en Chile un aumento de lesiones premalignas y de cáncer en la cavidad oral, tanto en hombres como en mujeres, ya en edades tempranas para este cáncer, como EN pacientes de 40 años o menos. El Dr. Juan Enrique Rebolledo académico y especialista en patología oral de la U. San Sebastián, explica que ello se debe “al aumento en el consumo de tabaco y de alcohol que ha experimentado la población chilena, factores principales relacionados a esta enfermedad, junto con otros factores que se han asociado, como la infección por el virus del papiloma humano, pero del cual no se ha logrado una evidencia concreta de su rol carcinogénico en la mucosa de cavidad oral”.

El consumo continuo de tabaco induce a modificaciones significativas en la mucosa oral, apareciendo lesiones de colores blanco, rojo, heridas que no cicatrizan por más de 14 días, y pudiendo llegar al cáncer oral. Dejar de fumar, reduce el riesgo de padecer esta enfermedad en un 35% dentro de 1 y 4 años, sin embargo, el daño ya provocado a las células de a mucosa oral es irreversible.

Actualmente, es muy escasa la información que existe respecto de las alteraciones que pueden ocurrir en nuestra boca, las que en la mayoría de los casos tiene relación con conductas que pueden ser modificadas a través de la educación, prevención y promoción de la salud bucal.

 Diagnóstico del cáncer oral 

Estas lesiones, nos explica el Dr. Rebolledo, “no son de fácil diagnóstico, porque la mayoría de ellas se caracterizan por no causar dolor en sus etapas iniciales y por tener una presentación clínica que puede confundirse con otras lesiones de la mucosa”.

El Dr. Rebolledo señala que en el área de patología oral, el diagnóstico definitivo de estas lesiones se realiza por medio de las características clínicas y biopsia que se les efectúan a los pacientes. “Se sugiere al paciente que se haga de forma constante un examen intraoral minucioso y ver si identifican lesiones blancas o lesiones tipo úlceras indoloras que se mantienen en el tiempo. Y además estar atento a  cualquier cambio de coloración o textura en los tejidos, los que deben ser evaluados por un cirujano dentista (idealmente especialista en patología oral), quien realizará un examen completo de nuestras mucosas, encías, dientes y huesos”.

Si bien es complejo precisar qué tipo de paciente va a progresar a cáncer oral desde las lesiones premalignas, hoy se realizan variados esfuerzos en tratar de encontrar marcadores a nivel tisular o en saliva, que den cuenta de un riesgo aumentado en un paciente de desarrollar cáncer, permitiendo personalizar el tratamiento desde etapas previas al desarrollo del cáncer, explica Rebolledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *