1 junio, 2018

El académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UCM, Sebastián Cofré, expuso trabajo sobre la situación alimentaria de funcionarios en el Hospital de Temuco.

En el marco de las I Jornadas Internacionales de Nutrición organizada por el Colegio de Nutricionistas, celebrado en Santiago, el académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule, Sebastián Cofré, expuso bajo la modalidad de póster su trabajo titulado “Calidad de la dieta y factores asociados del personal de salud, beneficiarios del casino de funcionarios del Hospital Regional de Temuco”.

Este trabajo liderado por el académico, lo realizó en conjunto con un equipo de nutricionistas del mismo centro asistencial y académicos de la Universidad de la Frontera, investigación que aplicó una encuesta de consumo alimentario validado, que evalúa el Índice de Alimentación Saludable (IAS).

“Se demostró que un 78,6% del personal de salud encuestado requiere cambios en su alimentación y que existe una asociación entre mayor edad e IAS, es decir, las personas mayores de 50 años poseen mejores hábitos alimentarios”, detalló el académico.

Y agregó que “Estas conclusiones nos permiten señalar, que coincidente con lo demostrado en encuestas a nivel nacional, la muestra evaluada en su mayor porcentaje requiere modificar sus hábitos alimentarios, sobre todo considerando en un contexto de desempeño en labores hospitalarias, en que la modalidad de trabajo se desarrolla por turnos nocturnos, donde según la literatura es frecuente observar bajas horas de sueño, estrés y alto consumo de azúcares y bebidas, que inciden de manera importante en el desarrollo de enfermedades crónicas no
transmisibles”, afirmó.

Asimismo, explicó que este tipo de información es necesaria para generar programas de intervención nutricional en los trabajos, donde cada vez existe más evidencia que respalda la asociación entre una buena alimentación, actividad física y manejo del estrés con mejoras en la productividad de los trabajadores, generando importantes ahorros económicos en términos de licencias médicas, ausentismo laboral y gastos médicos a las organizaciones en un país.

Finalmente, el académico destacó que “Se espera en el futuro continuar desarrollando esta línea de investigación del ámbito de la salud pública, a través de la evaluación de hábitos alimentarios y factores de riesgo cardiovascular en trabajadores, para generar intervenciones que apunten a mejorar su calidad de vida”, puntualizó el investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *