5 junio, 2018

Académica e investigadora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso recordó que el programa es impartido por ese plantel desde 1996 y apunta a fortalecer las mismas áreas definidas por el Presidente Piñera en su pasada cuenta pública.

Como una iniciativa que en lo medular desconoce los avances realizados en la disciplina en las últimas dos décadas calificó el anuncio de la creación de la especialidad médica en Atención Primaria de Salud -efectuado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, durante su pasada cuenta pública-, la jefa del programa de especialidad en Medicina Familiar de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Carolina Reyes Bahamonde.

La académica e investigadora advirtió que dicha medida no representa novedad alguna, ya que esa especialidad -bajo el nombre de Medicina Familiar- existe y es impartida desde 1996 por dicha casa de estudios, que desde entonces ha formado a 68 especialistas en este campo, a los que se suman graduados de otras ocho universidades del país que también dictan esta disciplina.

Según explicó la doctora Reyes, los médicos de esta área -la mayor parte de los cuales trabaja en el sistema público de salud- se destacan por brindar una atención integral y resolutiva, continua en el tiempo, con mirada sistémica y que aporta a mejorar la calidad de la salud de personas, familias y comunidades, lo que sin duda va en la línea de lo anunciado el 1 de junio por el Primer Mandatario.

“Como especialista y médico formadora de especialistas en esta área considero preocupantes las omisiones de la cuenta pública a este respecto y también las declaraciones emitidas con posterioridad por el Presidente Piñera a algunos medios, por cuanto en ellas se desconocen más de dos décadas de trabajo mancomunado para la construcción colectiva de la APS en Chile”, dijo.

La docente de la UV añadió que “el fortalecimiento de la Atención Primaria de Salud en sus aspectos promocionales, preventivos, recuperativos y de rehabilitación ha sido una ardua tarea en la que han intervenido distintos actores sociales, cada uno en su tiempo y en su rol histórico: gobierno, Ministerio de Salud, servicios de salud, municipios, universidades y centros de salud familiar. Cada una de estas instancias ha dado lo mejor de sí para construir la salud primaria que tenemos, la que si bien enfrenta siempre desafíos y necesidad de mejoras, también aporta de manera significativa a los buenos indicadores de salud que registra nuestro país”.

Por este motivo y en concordancia con lo expresado recientemente por la Sociedad Chilena de Medicina Familiar, la especialista señaló que le parece necesario solicitar al Ejecutivo que, en forma pública, valore de mejor manera el rol de los médicos familiares.

“Asimismo, manifestamos nuestra disposición a ser referentes técnicos en la implementación de políticas públicas que refuercen la Atención Primaria de Salud y el Modelo de Atención Integral con enfoque familiar y comunitario”, concluyó la doctora Carolina Reyes, jefa del programa de Especialidad en Medicina Familiar de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *