26 julio, 2018

La Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) tomó la iniciativa de implementar la metodología Aprendizaje + Servicio (A+S) en sus cursos de profundización. Desde este año, la Facultad trabaja con la Escuela Orlando Delgado Zúñiga de la comuna de Los Álamos ubicada en la Provincia de Arauco. En concreto, estudiantes de la carrera de Química Ambiental realizaron estudios sobre la calidad de suelo, sedimentos y agua de la Laguna Antihuala, cursos a cargo de los académicos Sergio Contreras y Elizabeth González.

El pasado 23 de julio, los estudiantes del curso Fundamentos en Limnología y Oceanografía presentaron los resultados de un muestreo de agua y sedimentos de la Laguna Antihuala. La actividad se realizó en dependencias de la Universidad y contó además con la participación de alumnos del Colegio Orlando Delgado junto a apoderados. “Ellos tienen un espejo de agua muy cerca, donde realizan actividades recreativas. Existía la curiosidad de saber la profundidad o qué tan limpia estaba la laguna, y se firmó un convenio con la escuela”, sostuvo el profesor Sergio Contreras.

Lo interesante de la dinámica es que existe interacción entre las instituciones, estudiantes de la UCSC y de la escuela de Antihuala. A raíz de los resultados, se pueden tomar decisiones a futuro, ya que son presentadas a autoridades de la comunidad. “Ellos pensaban que la Laguna tenía una profundidad de 12 metros. Nosotros con un ecosonda manual, medimos la profundidad en varios puntos de la Laguna y nos percatamos que no tenía más de 6 metros. Es una profundidad muy baja y por ende altamente sensible a la cantidad de material que caiga y se acumule en ella”, concluyó el docente.

La metodología A + S genera una motivación importante en los estudiantes de la UCSC, ya que existe un vínculo directo, en este caso, con la comunidad de Antihuala. “A los estudiantes les gusta mucho, debido a que ven que el trabajo que realizan tiene una utilidad. No es solamente un trabajo de laboratorio. Es algo que requiere una mayor preocupación porque es un servicio que se presta a la comunidad”, afirmó Elizabeth González; docente de la asignatura Química de Suelos y Atmósfera.

En particular, la profesora junto a sus estudiantes analizaron aspectos como la densidad, humedad y carbono orgánico. “Muestreamos el sector aledaño a la Laguna Antihuala. Fueron cinco puntos de muestreo, sacamos muestras de suelo superficial, subsuperficial y de fondo. Hicimos una caracterización de parámetros físicos, químicos, PH, materia orgánica. Además, determinamos si existía un grado de contaminación a través de metales y análisis elemental en todas las muestras”, explicó la docente.

Existe una muestra que llamó la atención del equipo de trabajo, ya que estaba muy cercana a un área forestal. El entorno tiene dos tipos de foresta, las plantaciones que son endógenas del lugar y las introducidas como el eucaliptus y el pino radiata. “Existe presencia de algunos metales y pensamos que podría ser producto de los materiales que se utilizan en la madera como preservantes y como abono. Cuando fuimos a analizar, había talaje y con el arrastre de la lluvia, podría llegar al sector”, enfatizó Elizabeth González. La idea es continuar con el análisis de esta anomalía en el laboratorio.

El compromiso entre la Facultad de Ciencias de la UCSC y la Escuela Orlando Delgado Zúñiga trasciende el semestre, la idea es que los alumnos que participaron en esta primera instancia continúen trabajando a futuro en temas relacionados al ecosistema de la comunidad. “Nunca he visto un mayor compromiso que cuando se muestra a los estudiantes que lo que están aprendiendo servirá para llenar un vacío de conocimientos en la comunidad”, finalizó Sergio Contreras. A futuro la escuela quiere implementar un plan científico, motivados por la interacción junto a los estudiantes de la UCSC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *