16 agosto, 2018
  • La Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule junto a la Seremi de Salud y el Hospital de Curicó lideraron actividad informativa en la provincia.

Un incremento considerable en los casos de hepatitis B se ha registrado en el país y la Región del Maule no es ajena a esta realidad. Es así como el año pasado se presentaron 38 casos de esta patología, de los cuales 11 de ellos corresponden a usuarios de edades entre los 20 y 24 años. El 98% de los casos afectó a hombres.

La hepatitis B es muy silenciosa y se contagia por la sangre. Por eso, es importante conocer los síntomas, entre los que se encuentra la ictericia y signos gastrointestinales. Al ser una enfermedad, en algunos casos, asintomática es muy importante la prevención. Así lo advirtió la académica Marisol Salgado, de la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule, sede Curicó. “Esta enfermedad puede transmitirse por vía parenteral, sexual, perinatal y horizontal a través del contacto de las mucosas con fluidos corporales infectantes”,
explicó.

Por eso se recomienda: que “El uso de preservativos, relaciones sexuales seguras (pareja mutuamente única). No compartir jeringas durante el consumo de drogas intravenosas. Realizar tatuajes y piercing con material desechable y en lugares autorizados por la SEREMI de Salud. Evitar compartir el uso de objetos personales como cepillo dental y hojas de afeitar y la vacunación”, aseguró Salgado.

Comunidad informada

En conmemoración del día internacional de la prevención de esta enfermedad que se realizó en mes pasado, la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica del Maule, sede Curicó, protagonizó una jornada informativa en la Plaza de Armas de Curicó junto a la Seremi de Salud y el Hospital de Curicó.

La académica Yanni González destacó que “Estuvimos con estudiantes de tercer y cuarto año de Enfermería, quienes aplicaron estos conocimientos aprendidos a partir del avance curricular. Nuestro equipo realizó prácticas clínicas donde tienen contacto o tienen que realizar labores de promoción y prevención con población de riesgo, pacientes que puedan tener la patología o que estén expuestos a estas patologías”, indicó.

Asimismo, Mariela Bargüena, enfermera encargada de Epidemiología del Hospital de Curicó, aseguró que “La idea es difundir y aumentar la prevención de las enfermedades transmitidas por sangre, especialmente la hepatitis, porque ha ido en aumento considerable sobre todo en los adultos jóvenes de sexo masculino.

Aumentan las enfermedades en gente de los extranjeros, que vienen con otro sistema de salud, con otros sistemas de control en sus países”, sostuvo. La Escuela de Enfermería también organizó un seminario sobre la enfermedad orientado a los estudiantes de la carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *