11 septiembre, 2018
  • Nutricionista de la U. Finis Terrae explica que en este período una persona puede consumir 3.000 calorías o más al día, esto es un 50% del requerimiento nutricional diario promedio.

En Chile, septiembre es sinónimo de Fiestas Patrias y comida. La dieta básica la componen los asados, los terremotos y las empanadas. Pero ¿cuáles son las consecuencias de celebrar de esta manera?

La nutricionista Caterina Tiscornia, académica Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Finis Terrae, explica que en periodos de Fiestas Patrias una persona puede consumir fácilmente 3.000 calorías o más al día, esto representa un aumento promedio del 50% del requerimiento nutricional diario en términos generales.

Empanadas, choripanes, anticuchos, terremotos y chicha, por mencionar algunos, conforman el menú tipo diario de una persona en estas fiestas. 

“En este período se come más de lo que se requiere.  Por eso no es extraño que una persona pueda subir hasta 5 kilos en este periodo de celebración”, dice la experta.

Aclara que la alta ingesta calórica que se produce a expensas principalmente de grasas saturadas y azúcares puede desencadenar, en primera instancia, un aumento de peso. Pero en periodos posteriores esta alza puede derivar en enfermedades cardiovasculares, como la diabetes mellitus, dislipidemia e hipertensión arterial.

Los errores

Por ejemplo, dice la nutricionista de la U. Finis Terrae, Caterina Tiscornia, en Fiestas Patrias una persona bien puede comer dos empanadas y dos choripanes como aperitivos antes del plato de fondo que es un asado, todo esto acompañado de gran cantidad de alcohol entre cervezas, vino, chicha y terremoto.Además, añade, el asado puede significar varias horas comiendo no sólo gran cantidad de carne y procesados, sino también hidratos de carbono, como papas, choclo y arroz, todo con mayonesa.“Si todo esto se multiplica por la gran cantidad de días que se extenderá esta celebración, es necesarios que las personas tomen conciencia de lo que van a consumir. Las repercusiones en la salud son inminentes, sobre todo si se forma parte del gran porcentaje de la población que padece sobrepeso u obesidad o alguna patología cardiovascular”, aconseja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *