19 noviembre, 2018
  • La experta en seguridad, cientista política y académica de la Universidad de Santiago, Dra. Lucía Dammert, asegura que el operativo policial que terminó con el fallecimiento de Camilo Catrillanca “hiere profundamente” la estrategia que lidera el titular de Desarrollo Social en la región. “El plan que está desarrollando el ministro está basado en la confianza, para sentarse a conversar. Evidentemente, dicha confianza ha quedado mellada y, por ende, tienen que haber niveles de responsabilidad política”, plantea.

El comunero mapuche Camilo Catrillanca resultó muerto el jueves 15 de noviembre tras un operativo policial en Temucuicui, en la región de La Araucanía. Al respecto, el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, aseguró que el hecho dificulta la implementación del plan de Gobierno en la zona. Sin embargo, su par de Interior, Andrés Chadwick, sostuvo que el proyecto “sigue exactamente igual”.

Para la experta en seguridad, analista política y académica de la Universidad de Santiago de Chile, Dra. Lucía Dammert, la situación sí obliga a replantear el plan en la región. “Se hirió profundamente al Plan Araucanía, que está desarrollando el ministro Moreno y que está basado en la confianza, para sentarse a conversar. Evidentemente, dicha confianza ha quedado mellada y, por ende, tienen que haber niveles de responsabilidad política”, consideró.

El Plan Araucanía detallado en el programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera contempla, entre sus principales propuestas, la creación de un Consejo para la Paz en la zona, integrado por representantes del Estado, del pueblo mapuche, agricultores, parceleros y organizaciones de la sociedad civil. El objetivo es conformar una instancia de diálogo que se comprometa a “un rechazo explícito a los métodos violentos”, a fin de “consolidar la paz social”.

“Este terrible hecho demuestra al Gobierno que con salidas comunicacionales respaldando el uso de la fuerza no se va a solucionar el problema en la Araucanía”, afirma la Dra. Dammert. “Que haya una persona fallecida tras un presunto enfrentamiento, donde la persona no estaba armada y muere tras un disparo por la espalda, en cualquier análisis aparece como un uso desproporcionado de la fuerza”, explica.

El Comando Jungla, a cargo del operativo que terminó con la muerte de Catrillanca, es un grupo especial de Carabineros que se implementó durante la actual administración, se entrenó en Colombia y se encuentra trabajando en La Araucanía. La vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, salió a respaldar su actuar pese a la muerte del comunero.

“Este grupo táctico se comunicó como un comando de alto nivel con gran utilización de tecnología. Por eso, sorprende que más de 24 horas después de sucedido el hecho, aún no ha habido ni una sola imagen que respalde los dichos del Gobierno”, afirma la socióloga. “El Ministerio del Interior debería saber desde ya qué es lo que sucedió. Decir que no tienen un sumario interno es reconocer que no gobiernan a la policía”, enfatiza.

Finalmente, considera que la oposición tampoco se encuentra en condiciones de atacar al Gobierno, al no haber resuelto el problema en la zona cuando estuvieron en La Moneda. Con todo, concluye que “pese al ‘tejado de vidrio’ que tiene la Nueva Mayoría, la interpelación a Chadwick va a tener que concretarse, a fin de dar a conocer en detalle lo que sucedió”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *