19 noviembre, 2018
  • Orietta Dennett, jefe del Departamento de Comunicaciones y RR.PP. de la UCM.

No es fácil tomar una decisión cuando está toda tu familia, conocidos, amigos preguntándote a cada rato si ya sabes que vas a estudiar. No es sencillo sentirte niño para tomar algunas decisiones, como a qué hora volver a casa, sin embargo, nuestro sistema educativo te presiona para elegir tu futuro con un puntaje y cinco días para realizar el trámite.
Por eso queremos compartir contigo los 10 pasos para elegir una carrera, que en realidad es un check list, para tu tranquilidad.

1.- La decisión es tuya: Si bien hay mucha gente bien intencionada que quiere ayudarte en este proceso, nunca debes olvidar que estamos hablando de tu vida, por lo que la determinación que tomes debe sopesar varios factores, pero que debes tener la certeza que es lo mejor para ti.

2.- Piensa que trabajarás en un mundo distinto:  las tecnologías, y la sociedad están en un proceso de cambio constante, por lo que los profesionales del futuro deberán replantearse permanentemente su área de trabajo. Tu vida laboral comenzará en al menos cinco años más, por ello debes dar la opción a carreras no tradicionales.

3.- No hay opciones automáticas: si te va bien en biología no necesariamente debes estudiar algo de salud, o si te gusta leer estás obligado a una carrera humanista. Los seres humanos somos complejos, y por lo tanto hay más factores que analizar.  Lo mejor es analizar el perfil de ingreso que declaran las carreras, y ver si cumplimos con lo que allí se declara.

4.- No “arrancar” de una asignatura: he conocido algunos que estudiaron derecho o periodismo arrancando de las matemáticas. Bueno, debo informarles que todas las carreras tienen matemáticas, se puede llamar estadística, metodología de investigación, o el nombre que aparezca en la malla. Al igual que en todas las carreras se pide leer, y escribir correctamente. No puedo imaginar a un profesional con faltas de ortografía o problemas de redacción, o que no sea capaz de sacar un promedio, o interpretar un gráfico. Son competencias básicas en todo aquel que quiera ser un profesional. El no querer algo, no te asegura obtener lo que realmente necesitas.

5.- Ver las opciones de desarrollo: un profesional debe replantearse más de una vez su camino, por lo que es bueno analizar el campo ocupacional de la carrera para ver si se asemeja a lo que buscamos a futuro.

6.-Imagínate viejo: piensa no solo llegando a estudiar, sino que, ya trabajando, con tu vida hecha, y piensa si eso que quieres para ti lo puedes conseguir a través de la carrera que estas eligiendo. Por ejemplo, hay carreras que son demandantes en terreno, lo que limita el compartir con la familia, algo similar en aquellas que tienen turnos. Conviene preguntarse ¿Es lo que quiero para mi vida?

7.- La vocación es lo que manda:  vocación significa “llamado”, es lo que sientes que debes ser, por ello una vez analizado todos los factores anteriores, y al momento del entrar al sistema, coloca las carreras en estricto orden según tu vocación. Aquí no importa si no te da el puntaje, a menos de que sea un requisito para una vía de ingreso especial, pero siempre busca seguir a tu vocación.

8.- No da lo mismo donde estudies: no da lo mismo derecho en la universidad A que en la B, o cualquier otra carrera. La institución te entrega un sello que es característico en todos sus egresados, y que incluso condiciona las posibilidades de empleabilidad. Para ello siempre busca y compara el perfil de egreso, en donde las competencias y el sello de la institución se ve reflejado.

9.- Tómate tu tiempo:  averigua bien las posibilidades y requisitos de las becas a las que quieres optar. Pero si vas por la gratuidad, esta no se pierde si entras este año, o el que viene, pero si te sales de carrera, ya no te cubrirá la segunda por completo, por ello es mejor entrar a la carrera en la que estás seguro. Las mayores deserciones se dan por carácter vocacional, ya que las universidades, como la UCM, tienen un Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP), con tutores y ayuda para mantenerte en la Universidad.

10.- No es solo una decisión la importante: el futuro se construye con cada pequeña opción que tomes: el electivo en la enseñanza media, los cursos extra programáticos, la sección, el ramo que botas, la práctica, etc. Todo va condicionando las oportunidades y el perfil profesional, por lo que debes ser consciente, no solo para elegir la carrera, sino que para estudiarla y salir de la mejor manera.  Más que mal en marzo próximo serás considerado un adulto en todos los aspectos, y tu vida ya depende de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *