11 diciembre, 2018
  • La casa de estudios superiores pondrá a disposición sus competencias para generar investigación y proyectos que apoyen el trabajo del sector público en esta temática.

La Universidad Autónoma de Chile y el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS) firmaron un convenio de colaboración tendiente a facilitar el logro de objetivos comunes de ambas
instituciones, el que permitirá, entre cosas, abordar el fenómeno migratorio en la región a
través del trabajo de las facultades de Derecho y Ciencias Sociales y Humanidades.

El acuerdo, firmado por el Vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Juan Tosso, y
el director regional del FOSIS, Alejandro Muñoz, establece la posibilidad de realizar programas
y proyectos de perfeccionamiento, asesoría e investigación, además de seminarios, charlas,
coloquios, prácticas profesionales, tesis, postulación a fondos internos y externos de
investigación y orientación en materia legal.

“Llegar a un acuerdo para firmar un convenio con una institución tan importante como la
Universidad Autónoma fortalece nuestra acción en varias dimensiones. Nosotros tenemos
acciones vinculadas con las familias, con los emprendedores, con las comunidades, con
agrupaciones de emprendedores. Hoy el FOSIS está presente en las 30 comunas de la región y
creo que podemos hacer muchas cosas relacionadas con los estudiantes, profesionales,
estudios e investigaciones. Lógicamente que el tema de la migración llegó y está instalado, y
nosotros tenemos algunas líneas de trabajo, pero ciertamente vamos a considerar todas las
orientaciones que nos puedan hacer llegar desde la universidad para tomarlas en cuenta en
nuestras líneas programáticas”, precisó el director regional, Alejandro Muñoz.

Por su parte, el vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, Mg. Víctor
Yáñez, destacó la participación de varias unidades académicas en este convenio con FOSIS para
abordar el asunto migrante como un fenómeno multifactorial, amplio y complejo que no solo
tiene que ver con una cuestión de razas, sino que más bien de identidad, de normatividad y de
construcción social de una realidad. “La idea es abordar estos temas desde la investigación
pero también desde la generación de proyectos para poder intervenir y generar cambios
positivos y favorables a las condiciones de vida y a la generación de oportunidades a estos
segmentos, no tan solo en el plano instrumental sino que también desde la convivencia, la
participación, de la generación de instancias de colaboración social donde la figura del
migrante aparezca como algo que es propio del desarrollo de la sociedad, y por lo tanto, que
está en el correr de los nuevos tiempos donde nuestra región también tiene que sumarse”,
dijo Yáñez.

En ese contexto, el académico subrayó que se pondrá a disposición de este convenio los
centros e institutos con que cuenta la universidad para desarrollar investigación básica y
aplicada sobre este fenómeno, pero también incorporando a los estudiantes en programas de
trabajo centrados en el Aprendizaje + Servicio, en el voluntariado y en la responsabilidad
social, de manera de poder abordar los fenómenos de la migración de manera más localizada.