7 enero, 2019
  • A través de historias cortas protagonizadas por llamativos personajes, los niños y niñas del 6to A y B del Liceo Enrique Mac-Iver de Santa Olga en Constitución, comparten cómo han vivido esta experiencia.

La noche en que apareció “Crepusculario”, villano que escupe fuego, puede hacerse invisible y que se esconde debajo de la tierra para provocar terremotos, se encontró con “Diamante Rojo”, heroína que puede tele transportarse con rapidez única para defender a los niños. Este es uno de los relatos que los niños y niñas del 6to básico A y B del Liceo Enrique Mac-Iver de Santa Olga, en Constitución, comparten en el libro “Retornando Juntos a Santa Olga”, producido por la Fundación para la Superación de la Pobreza con el apoyo de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Este esfuerzo editorial que cuenta con el respaldo de la Dirección General de Vinculación de la UCM, es producto de los proyectos Creando Juntos y Seminario de Salud Mental Infanto-Juvenil y situaciones de desastres, que desarrolló la Fundación para la Superación de la Pobreza junto a psicólogos y estudiantes de la Universidad Católica del Maule.

“Este libro recoge las representaciones que los niños y niñas de Santa Olga le otorgan a sus problemáticas y recursos propios y/o del territorio, y que a través de villanos y súper heroínas toman forma en su universo, y que debiera obligarnos a leer más allá del sólo dibujo”, comentó Álvaro Gatica, director Regional Fundación para la Superación de la Pobreza y Programa Servicio País de la Región del Maule, agregando que “En estas páginas hay vivencias que esperamos contribuyan al desarrollo de intervenciones, a la formación académica, y ojalá a la incorporación de la perspectiva del respeto a los derechos de niños y adolescentes en las situaciones de desastres socio-ambientales”, explicó.

Junto con invitar a los lectores a sumergirse en las historias creadas por los niños y niñas, Yanina Gutiérrez y Gerardo Chandía, académicos de la Escuela de Psicología de la UCM, comentaron que durante el proceso creativo los niños y niñas jugaron, pintaron y conversaron sobre sus derechos e ideas y reflexionaron sobre de qué manera son participantes y creadores de su propio bienestar.

“Creemos que las historias plasmadas en el libro, reflejan mensajes desde las vivencias de los niños y niñas de Santa Olga, que pueden servir a otros niños y niñas que eventualmente pueden enfrentar situaciones de desastres naturales”, indicó la académica de la UCM.