28 enero, 2019
  • Más de 30 jóvenes participaron de esta iniciativa, la que reunió a personas en distintos países del mundo. Trabajo en equipo, resolución de problemas y habilidades de comunicación se pusieron en juego durante estos dos días.

¿Es posible crear un videojuego en dos días? O mejor aún, ¿crear 8.606 en el mismo plazo? La respuesta es positiva, ya que eso es lo que ocurre en el Global Game Jam, iniciativa mundial que llegó a la Universidad de Talca gracias a las gestiones realizadas por la Escuela de Ingeniería en Videojuegos y Realidad Virtual.

GGJ, como es conocido, es un evento que se realiza por dos días en distintas locaciones del mundo. En este, grupos de jóvenes tienen la misión de crear un videojuego en menos de 48 horas, participando estudiantes, músicos, pintores, escritores, entre otros. Sin ir más lejos, la edición 2018 se realizó en 803 lugares de 108 países. El resultado: la creación de 8.606 juegos de video en solo un fin de semana.

“El propósito es contarle a la comunidad lo que significa hacer videojuegos y que participen de este proceso. A veces, uno lo entiende como algo súper técnico, pero parte de un concepto más artístico donde se tiene que juntar gente a la que le guste la escritura, dibujar, la música. Entre todos ellos se crea un concepto de un videojuego que después se intenta implementar”, explicó Pablo Rojas, director de la Escuela de Ingeniería en Videojuegos y Realidad Virtual.

Sobre si existe algún tipo de premiación para los mejores, el director señala: “Global Game Jam no busca premiar, busca contarle a las personas la colaboración que lleva el crear un juego. A veces, el tema de la premiación lo que trae es que las personas no quieran participar porque piensan que habrá gente que es mucho mejor, y ese no es el propósito. Lo que queremos es que todos participen con las mismas ganas y en las mismas condiciones”.

Además, Pablo Rojas señaló que en algunas locaciones asisten empresas a hacer scouting: ven a los mejores participantes y los seleccionan para posibles trabajos.

Nicolas Romero, presidente del Centro de Alumnos de la Escuela de Videojuegos, cuenta más detalles sobre la organización de este GGJ: “La idea era que se juntaran aquí en la Escuela y formaran sus equipos. Como estamos partiendo, decidimos que fuera gratuito”.

“Para nosotros es importante, porque somos de la carrera de videojuegos, entonces esto es una forma de avanzar, de seguir practicando, conocer más gente y poder crear contactos en el área”, finalizó Romero.

Global Game Jam gira en torno a tres conceptos: innovación, experimentación y colaboración. Los grupos de participantes, que no se conocen entre ellos, se reúnen, crean, comparten experiencias y expresan sus ideas para un videojuego. En Chile hubo cuatro sedes: dos en Santiago, una en Talca y otra en Valdivia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *