28 enero, 2019
  • Rodrigo Saens, economista, dijo que se debe reducir el déficit que se genera en el sistema y que ya supera los $ 9.300 millones de dólares.

Tras el anuncio de incremento en $20 de la tarifa del Transantiago y de Metro, el economista y académico de la Universidad de Talca, Rodrigo Saens, explicó que se trata de una medida “bastante necesaria”. Esto porque apunta a reducir el déficit que tiene el sistema generado por varios factores, entre los que se cuenta la evasión.

Saens señaló que durante el primer semestre de 2018 el déficit fue 21% más que en igual período de 2017, y que desde 2009 se arrastra una merma acumulada de $ 9.300 millones.

“La única forma de evitar que siga subiendo la tarifa del Transantiago es terminar con la evasión”, enfatizó el economista y recordó que uno de cada cuatro pasajeros no paga su pasaje.

El académico subrayó que si bien podría pensarse que se trata de una medida sorpresiva, porque no se ha producido ningún alza en el precio del dólar ni en el de los combustibles –que sí explican las dos alzas anteriores- “era completamente esperable y necesario porque el déficit de 2018 será de unos $800 millones de dólares.

“Entiendo que si aumenta la tarifa del Transantiago hay más incentivos para evadir, pero eso no debería ser justificación para no aumentar el precio, porque hay un déficit de más menos $800 millones de dólares para 2018 y una merma de arrastre en los recursos”, dijo Saens. Y añadió que “hay dos formas inmediatas de disminuir el déficit: una es bajar la evasión, que pese a que ya se ha reducido más o menos en 25% todavía una de cada cuatro personas no paga; la otra medida es aumentar el precio para los pasajeros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *