31 enero, 2019
  •  Durante un mes, escolares de distintos establecimientos de educación de Valdivia fueron parte de la Primera Escuela de Verano de Básquetbol de la USS Valdivia.

Con el fin de fomentar el deporte, disponiendo de su infraestructura la U. San Sebastián hizo la Primera Escuela de Verano de Básquetbol en el Gimnasio Phoenix, donde 32 jóvenes –de entre 11 y 18 años- entrenaron tres veces por semana, bajo la dirección de Miguel Lorca, director Técnico de la Selección de Básquetbol Varones de la Casa de Estudios, y de Jorge Navarro, encargado de la preparación física.

Cristobal Osses (11), el menor del grupo, que hace un año comenzó a tener interés por el Básquetbol en el Instituto Educacional Collico, en cuanto se enteró de la iniciativa quiso participar. “Fue divertido, me siento bien, pero apenado, porque quería seguir (…) Mejoré en las bandejas, tiro libre y en triples, se los recomendaría porque es divertido y aprenden harto”, comentó, quien en algunos entrenamientos fue acompañado por su mamá Carolina Flores.

“Quiero destacar la responsabilidad de los profesores. Es una buena alternativa para que nuestros hijos en verano hagan deporte y así evitar el sedentarismo y que se entusiasmen por un deporte tan bonito como el básquetbol”, dijo la apoderada.

“Fue una decisión buena, porque pude seguir entrenando en verano, ya que generalmente en los colegios no hay entrenamientos en verano, mejoré en defensa e hice amistades. Fue exigente el hecho de entrenar a la par con los hombres”, expresó Montserrat Marchant (14), estudiante del Windsor School.

Justamente, los relatos de los participantes coinciden con los objetivos planteados. “Hemos visto de forma personalizada los fundamentos técnicos del básquetbol, mejorando la técnica individual, para terminar con realidad de juego para practicar lo visto en el mes. La asistencia ha estado regular e incluso con dos sesiones diarias de entrenamiento para los mayores”, señaló Miguel Lorca.

Los entrenamientos se dividieron en dos grupos, uno de 11 a 14 años, donde el trabajo fue lúdico y enfocado en la formación motora, mientras que en el de 15 a 18 años se centró en técnica de juego, complementado con ejercicios físicos de fuerza, velocidad y resistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *