4 marzo, 2019
  • Jóvenes novatos se dedicaron a desmalezar senderos y zanjas de riesgo y recoger la basura de jardines. Actividad de voluntariado reemplaza tradicional mechoneo de estudiantes.

Cerca de 400 estudiantes de primer año de la U. San Sebastián (USS) trabajaron en el Parque Metropolitano de Santiago en labores de limpieza de senderos, caminos, jardines y zanjas de riego para evitar posibles focos de incendio, como el ocurrido hace unos días en el Cerro San Cristóbal.

Con palas, carretillas y escobillones, entre otros implementos, los estudiantes se dedicaron a desmalezar y limpiar cada uno de los rincones del parque, para ello se seleccionaron 10 puntos de mayor acceso público: Santuario San Cristóbal, Sendero Pedro de Valdivia, Jardín Japonés, Gabriela Mistral, zona de picnic Mapulemu, Piscinas Antilén y Tupahue, Pirámide el Embalse, Plantación Norte, Vivero Liliantú y Zorro Vidal hasta la Cumbre.

La Universidad San Sebastián quiso otorgarle un sentido diferente a las actividades de bienvenida de los estudiantes novatos. Para ello incorporó dentro de su programación, la labor de voluntariado, en todas sus sedes: Santiago, Concepción, Valdivia y Puerto Montt.

Al respecto, el director de la Escuela de Liderazgo USS, Juan Carlos Silva, indicó que “una de las grandes cosas que busca la universidad es que todos nuestros estudiantes tengan conexión con los problemas que afectan a nuestra sociedad y sientan un compromiso social. En ese sentido, al ponerse al servicio desde el día uno de vida universitaria, es clave para que junto con lo académico y la formación que les podamos entregar, el día de mañana puedan ser profesionales integrales”.

Cristian Soriano, alumno de primer año de Odontología USS, señaló que “me motivó el compromiso que tiene la universidad con la comunidad. Asimismo me permite conocer gente de pasarlo bien, de forma responsable y ayudando. También me gustó que fuera un tipo de mechoneo distinto; son actividades súper entretenidas porque generan confianza y relaciones entre carreras que normalmente no se dan cuando un mechoneo común y corriente por carrera”. En tanto,  Tamara Opazo, estudiante de primer año de Enfermería USS, puntualizó que “en enero participé en los trabajos de verano y me gustó mucho la experiencia. Ahora se me dio nuevamente la oportunidad de compartir. Además, lo tomo como un compromiso comunitario con la universidad, dar nuestro aporte ya que todo sirve”.

Por su parte, Juan Alarcón, jefe (S) Sección Forestal Parque Metropolitano indicó que “para nosotros es significante la ayuda porque contamos con un personal reducido que durante la época de verano se dedica solamente al tema riego del parque y mantención de áreas verdes, por lo tanto se despreocupa un poco el tema aseo. Entonces, es de gran ayuda que nos aporten en este sentido. Y si bien son jornadas cortas, todo minuto que se pueda aportar es valioso y significativo para nosotros, así que invito a otras universidades a que vengan a hacer esto mismo porque como parque lo necesitamos”.