Daily Archives: 12 marzo, 2019

Experto descarta que cambio de nombre del Transantiago implique mejoras en su funcionamiento

  • El académico de la Universidad de Santiago, Rodrigo Martin, señala que la medida del Gobierno es superficial y solo busca mejorar la percepción de los usuarios sobre un sistema que ya está en operaciones.

El Presidente Sebastián Piñera anunció ayer lunes que el Transantiago será rebautizado como “Red”. Con este cambio de imagen al transporte capitalino, el Ejecutivo busca que las empresas cumplan con nuevos estándares de funcionamiento y requisitos para las licitaciones.

Sin embargo, para el experto en transporte urbano y académico de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Santiago, Rodrigo Martin, este cambio de nombre es solo “cosmético” y no se traducirá en modificaciones estructurales a la red de buses santiaguina. “El nuevo nombre tiene que ir asociado a un cambio en el funcionamiento del sistema”, emplaza.

Martin asegura que esta nueva imagen solo busca mejorar la percepción ciudadana frente al sistema de transporte público de la capital ya que, desde su lanzamiento, en 2007, las críticas ciudadanas contra éste no han cesado producto de la mala calidad del servicio.  Por eso, cree que la medida solo busca “confundir a la gente ideando un nombre nuevo, pensando que la cosa va a cambiar”, lo que a su juicio no ocurrirá.

El especialista considera que los cambios estructurales que se deben aplicar al Transantiago quedaron estipulados en el modelo de licitación anterior, que incluía incentivar a que las empresas operen buses eléctricos, favoreciendo a las que tengan un mayor número de este tipo de máquinas. El proyecto también planteaba separar entre empresas que adquirieran vehículos y otras que los operaran, así como  contratos más cortos y modificaciones al cálculo del pago que se efectúa a los buses por el servicio prestado.

El académico enfatiza en que el Estado chileno está al debe con la inversión en infraestructura para el correcto funcionamiento del trasporte público. “Cuando partió el Transantiago, se necesitaban 300 kilómetros de vías exclusivas para buses, pero recién pasamos los 100 hace poco”, critica el experto. En vez de ello, apunta, los esfuerzos se han centrado en invertir “una cantidad monstruosa en infraestructura para vehículos particulares, como la modificación a la rotonda Pérez Zujovic o accesos a Colina y Chicureo”.

Por eso, afirma que la renovación de la flota de buses debe ir de la mano con equipar a la ciudad con vías que aseguren el buen funcionamiento de éstos, sintetiza.

Empresarios mantienen leve optimismo en la economía regional

  • Indicador elaborado por la Universidad Autónoma de Chile en conjunto con la Universidad del Desarrollo y la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT) mantuvo en el inicio de año la percepción registrada en los últimos dos meses de 2018.

El primer mes del año 2019, el Índice de Confianza Empresarial (ICE) del Maule, un indicador
elaborado por la Universidad Autónoma de Chile en conjunto con la Universidad del Desarrollo
y la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT), registró un leve optimismo respecto de la
marcha de la economía.

Esto quiere decir que el ICE Maule no mostró mayor variación respecto de los meses de
noviembre y diciembre del año pasado, situándose nuevamente en un nivel
“levemente optimista”.

Según indica el estudio realizado por la institución de educación superior, a través de su
Facultad de Administración y Negocios, en un horizonte más largo, el promedio móvil
trimestral del indicador bajó desde “moderadamente optimista” a “levemente optimista”,
siguiendo la tendencia a la baja mostrada en la mayor parte del año pasado, aunque siempre
con registros en terreno optimista.

Por sectores, el informe, elaborado gracias a una encuesta que responden empresarios y
ejecutivos regionales, resalta en enero el avance de la confianza en la Construcción (+19
puntos), la que subió a nivel “optimista”; también incrementó un nivel la confianza del sector
Financiero (+6 puntos), desde “levemente optimista” a “moderadamente optimista”.
Por su parte, no mostraron variaciones los sectores Industria y Agrícola, los que se
mantuvieron en nivel “moderadamente optimista” y “neutral”, respectivamente. Finalmente,
Comercio registro un retroceso desde “levemente optimista” a “moderadamente pesimista” (-
23 puntos).

De esta forma, se subraya que tres de las seis principales percepciones del ICE disminuyeron, destacando las relativas a la demanda nacional y situación de la economía, las que
retrocedieron a los niveles “moderadamente pesimista” (-19 puntos) y “levemente optimista”
(-14 puntos), respectivamente. También mostró una caída la percepción sobre la situación del
negocio (-3 puntos), que bajó a nivel “moderadamente optimista, y, por su parte, las
percepciones sobre el número de trabajadores y niveles de inventarios mostraron incrementos
ubicándose en niveles “moderadamente optimista” y “neutral”, respectivamente.
En todo caso, el registro de la Región del Maule sigue por encima del promedio nacional de
confianza, que se ubicó en el mismo período en “neutral”.

CAUSAS

El informe detalla que el retroceso registrado en el sector Comercio, desde “levemente optimista” a “moderadamente pesimista”, se ocasionó principalmente por una percepción más
negativa tanto sobre la demanda nacional como la mundial. Por su parte, el alza en

Construcción, desde “levemente optimista” a “optimista” se generó por una mayor percepción
positiva sobre la inversión y situación de la economía a un año; mientras que el crecimiento
del sector Financiero, desde “levemente optimista” a “moderadamente optimista”, se justificó
por una mayor percepción hacia el número de clientes y la inversión en un plazo de un año.

Prótesis biodegradable fabricada en USS le cambió la vida a paciente

  • El dispositivo elaborado en impresión 3D es de bajo costo, reciclable y responde a las necesidades de autonomía de pacientes que, sin esta alternativa, podrían quedar postrados.

En promedio un paciente con la amputación de una extremidad inferior tarda
cerca de dos años en acceder a una prótesis definitiva, principalmente porque
son muy costosas, superando incluso los $10 millones.
Si bien Fonasa y otros servicios como Senadis ayudan a financiar la cobertura de
este dispositivo a los pacientes, existen tiempos de espera en los centros
hospitalarios, que en algunos casos puede afectar el tratamiento de una persona.
“Esto obliga al paciente a permanecer en una silla de ruedas viendo limitado su
nivel de participación en distintas actividades, independiente de la edad que
tenga, llegando a perder su potencial funcional y ocupacional”, señaló la
directora de la carrera de Terapia Ocupacional de la U. San Sebastián, Katherine
Vásquez.

Eso le habría ocurrido a Víctor León (68 años), ex carabinero y guardia de seguridad. Él se hizo una herida en el dedo de un pie. Al principio no le dio importancia, hasta que comenzó a ponerse negro (necrosis). No previó el riesgo que para un paciente con hipertensión y diabetes suponía una herida en el pie.

“Fui al consultorio y me derivaron al hospital Barros Luco. Me vio un médico porque tenía el dedo seminegro, yo no pensaba que fuera a ser tanto, pero al otro día me operaron y sacaron el dedo. Me dieron el alta, pero mi señora vio que los otros dedos también se estaban poniendo negros. Finalmente en el hospital Dipreca me amputaron la pierna por debajo de la rodilla. Imagínese. Ahí se me vinieron los años encima”.

Fue en este último recinto de salud, donde conoció al profesor de Terapia Ocupacional USS, Andrés López. “Me fue sanando paso a paso, porque me dijo que no era de un día para otro, pero con ejercicios y terapia me fui acostumbrando. Me ayudó harto a la recuperación general. Gracias a ese tratamiento salí adelante y ahora estoy con una prótesis”, cuenta.

La primera prótesis que utilizó Víctor fue elaborada por el docente USS a partir de termoplástico y madera, “instrumento funcional e importante para que no quedara postrado, pero poco estético y de materiales caros”, dijo López.

Ingeniería aplicada a la salud

Posteriormente, se le fabricó una prótesis 3D mucho más estética y funcional, trabajo que se hizo en el laboratorio Make it de la Facultad de Ingeniería USS. “A través de la metodología design thinking iniciamos el diseño, trabajamos con el paciente, el terapeuta y creamos un producto que empatizara y funcionara con él”, comentó Carlos Escobar, director del área de Innovación y Tecnología de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de USS.

“La diferencia con respecto a las prótesis finales es abrumadora en cuanto a precio y la incorporación de otros valores agregados, como la resistencia mecánica y la sustentabilidad”, añadió Escobar.

La prótesis de pierna se elaboró a partir de un material reconocido por ser amigable con el medio ambiente -Plástico PLA –constituido por resinas vegetales. “Le agregamos valor con el material utilizado. Porque no sólo es económico y uno de los más versátiles en la impresión 3D, sino que es sustentable con el medio ambiente al ser biodegradable”, afirmó Escobar.

Este producto marca un antes y un después. “Le damos respuesta a una necesidad sentida de los pacientes de no poder comprarse una prótesis rápido porque son costosas, aparatosas o están fuera de los sistemas de protección social o, si están dentro, deben esperar mucho. Entonces ofrecerle esta prótesis 3D es una posibilidad terapéutica espectacular”, señaló el terapeuta ocupacional.

Víctor, actualmente camina solo, apoyado con bastones, pero saliendo adelante “porque Dios me ha puesto a todas las personas correctas. No me ha dejado solo, así que estoy bien”.

¿Qué sigue?

Los académicos USS seguirán explorando nuevas soluciones que combinen el saber de la ciencia de la salud con las oportunidades que brinda la tecnología e innovación, para lograr dignificar la atención y la calidad de vida de los pacientes.

Con ese objetivo, buscarán avanzar a través de convenios de colaboración con campos clínicos, para hacer levantamiento de requerimientos a través de los profesores y estudiantes, para contribuir a la salud, movilidad, funcionalidad y calidad de vida de pacientes con amputaciones de su extremidad inferior.

Obras del Museo Nacional de Bellas Artes serán presentadas en el Salón Chela Lira de la UCN

  • Exposición “El Bien Común” será inaugurada el jueves 14 de marzo en Antofagasta. 

Una síntesis de la exposición “El Bien Común”, presentada entre 2017 y 2018 en el Museo Nacional de Bellas Artes en Santiago, podrá apreciar la comunidad antofagastina en el Salón “Chela Lira” de la Universidad Católica del Norte (UCN). Obras de connotadas figuras de la plástica nacional, incluye la colección que abrirá sus puertas al público regional el jueves 14 de marzo, a las 19:00 horas, y permanecerá en la ciudad hasta el 12 de abril.

Pinturas, fotografías y videos, integran la exhibición que reúne más de 25 trabajos realizados desde el siglo XIX hasta el la época actual, las cuales consideran creaciones de artistas como Alberto Valenzuela Llanos, Voluspa Jarpa, Juan Francisco González, Fernando Laroche y Luis Poirot, entre otros.

“Lo que traemos son tres secciones de la muestra original realizada en Santiago”, destacó Paula Honorato, curadora del Museo Nacional de Bellas Artes, quien indicó que la exposición está dividida en tres secciones. La primera, incluye una introducción que plantea como tema central “El Bien Común” y los conflictos que las obras de arte muestran, fundamentalmente estructuradas en torno al diálogo entre una obra de 1898 del pintor Pedro Lira y un trabajo del fotógrafo Bernardo Oyarzún de 1998.

Añadió que la muestra también incluye dos secciones que abordan los temas del territorio y el espacio público. “Corresponden a dos ámbitos que tienen que ver con el Bien Común, que son los escenarios donde se desarrolla la vida en comunidad”. Paula Honorato destacó que el hilo conductor está centrado en aspectos sobre cómo es el sentido de comunidad; con qué nos identificamos y de qué manera las artes visuales en Chile y la colección de los artistas nacionales, construyen una imagen de este sentido de comunidad.

“Vamos a ver el territorio que es nuestro espacio geográfico grande, y el espacio
público que son los lugares que habitamos y nos encontramos”, explicó la curadora,
quien resaltó que para el Museo Nacional de Bellas Artes es de gran importancia poder
presentar estas obras en regiones.

UPLA recibió a más de mil 600 estudiantes de primer año

  • Rector Patricio Sanhueza, junto con desearles éxito en este año académico, invitó a los nuevos estudiantes a hacerse responsables de esta etapa.

Con las mejores expectativas de iniciar el recorrido académico en la educación superior, mil 646 estudiantes de primer año ingresaron hoy a las carreras de pregrado y técnicas de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), pertenecientes a sus campus de Valparaíso y San Felipe.

Autoridades y docentes de cada una de las facultades recibieron a los jóvenes en ceremonias que permitieron conocer aspectos específicos de las carreras, así como las unidades de apoyo a las que podrán acceder para enfrentar este nuevo desafío. El rector Patricio Sanhueza, junto con desearles éxito en este año académico, invitó a los nuevos estudiantes a hacerse responsables de esta etapa en la que crecerán intelectualmente. Igualmente, recalcó que llegan a una universidad orgullosa de sus 70 años, con el valor del respeto a la dignidad de las personas como misión.

“Ingresan a una universidad con principios y valores muy claros, y por lo tanto la institución tiene que cumplir un rol, y su rol es el compromiso social con nuestro entorno y la sociedad. Tenemos temas importantísimos que los relevaremos y que son parte de nuestra misión, que es el respeto a la dignidad de las personas.

Aquí se viene a crecer y a crecer como persona en la convivencia y en el compartir”, sostuvo el rector.

ESTUDIANTES

Desde Quillota viajó muy temprano Natalia González, quien ingresó a la carrera de Pedagogía en Historia. Agradecida por el recibimiento de los cursos superiores, destacóque “los de segundo, tercero y cuarto año han estado muy presentes, nos han guiado mucho e integrado como si nos conocieran desde siempre. Es muy familiar el ambiente y se hace cómodo venir”.

La alumna de Nutrición y Dietética, Kalid Labraña, celebró la organización de la bienvenida. “Me gustó mucho el recibimiento de la universidad, tanto de parte de las carreras como de la institución misma. Encuentro que está muy bien organizado, y espero que sea un buen año, que todo resulte bien. Le tengo mucha fe a la UPLA”.

El nuevo estudiante de Pedagogía en Educación Física, Juan Alfonso Castro, hizo una positiva evaluación de las primeras horas en la universidad. “Excelente las instalaciones y el personal muy atento. Espero sacar todos mis ramos y aprobar todo”.

MÚSICA Y ENCUESTA

En esta primera jornada, la música en el Patio de Los Vientos favoreció la convivencia entre los estudiantes de diferentes carreras. La Dirección General de Desarrollo Estudiantil (DGDE) también habilitó módulos de información de utilidad para los alumnos.

Por la tarde y por séptimo año consecutivo, el Observatorio de Riesgos del estudiante Universitario perteneciente al  Centro de Estudios Avanzados (CEA)  de la UPLA, aplicó en línea una encuesta que permitirá recoger información sobre algunos aspectos de la calidad de vida y conductas de riesgo de los jóvenes. Los datos que se obtengan, referidos a accidentes, adicciones, violencia, sexualidad, alimentación y actividad física, se orientarán a la formulación de estrategias de educación y servicio para reducir el impacto de estos riesgos en la carrera educativa y vida futura de los nuevos universitarios.

En busca de la primera levadura para vinos modificada genéticamente en Chile

  • Una investigación de la Universidad de Santiago está trabajando en la identificación de diversos genes en las levaduras utilizadas en procesos vitivinícolas, para a futuro, poder modificarlas y mejorar así las características del vino.  

“La fermentación es una etapa crítica para la calidad del vino. Por ello, encontrar qué gen actúa, por ejemplo, en la capacidad de la levadura de alimentarse durante este proceso, nos permitirá intervenirla genéticamente y dar un paso importante hacia una nueva generación de levaduras adaptadas a nuestros mostos, para actuar más eficientemente. Evitamos así, por ejemplo, demoras en el proceso o que se desarrollen bacterias que puedan entregar características indeseadas” señala Claudio Martínez, biólogo y director del Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología, CECTA, de la Universidad de Santiago sobre las implicancias para la industria del proyecto “Identificación de variantes genéticas subyacentes de asimilación del nitrógeno en diversas levaduras naturales”.

La investigación, financiada por CONICYT a través de un Fondecyt Regular, busca en esta primera parte encontrar qué genes de las levaduras afectan directamente ciertos procesos de la fermentación, para luego modificarlos genéticamente y crear las primeras levaduras chilenas adaptadas específicamente para mejorar el proceso de producción del vino.

“La mayor competencia internacional ha llevado a la industria a innovar tanto en el producto como en el proceso. En el caso de la fermentación las mejoras tradicionalmente se dan por la tecnología incorporada en los equipos, sólo recientemente se observa la adopción de nuevos desarrollos de enzimas y levaduras, áreas de mucho potencial y en los que se está desarrollando investigación de excelencia en Chile” señala Claudio Martínez, líder del proyecto.

La composición nitrogenada de la uva es un factor esencial para desarrollar las aptitudes cualitativas de los vinos. Sobre ellas se soporta la intensidad actividad microbiológica durante la fermentación. De ahí la importancia de poder controlar lo más posible el proceso. Es así como las levaduras marcan la diferencia entre las bodegas. En la elaboración del vino, se puede utilizar levaduras autóctonas o comerciales. “Estas últimas garantizan la continuidad de la fermentación. No obstante, su uso disminuye la tipicidad del vino al otorgarle características similares. Para obtener un producto diferente hay que tener una levadura diferente” por eso que sea “chilena” hace valorizar de distinta manera este trabajo.

El proyecto se encuentra en etapa de identificación de los genes, se espera a corto plazo, poder intervenir las características definidas para crear la primera levadura industrial modificada genéticamente en Chile. En el equipo se encuentran también, además de especialistas de la Universidad de Santiago, investigadores de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica de Valparaíso.

Manzanas ayudan a disminuir riesgos de enfermedades cardiovasculares y cáncer

En algunos países de Europa es popular el dicho: “Una manzana al día mantiene al doctor lejos”, sabiduría popular que es confirmada por investigaciones del Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca que concluyeron que los altos contenidos de antioxidantes de esta fruta ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

“Se hicieron pruebas  en los principales cultivares de manzana producidos en distintas zonas del país, que arrojaron resultados interesantes como por ejemplo que los compuestos antioxidantes varía de acuerdo al cultivar y ubicación del huerto y se acumulan mucho más en la piel de la fruta que en la pulpa, por lo cual la recomendación principal es comer las manzanas sin pelarla”, manifestó el ingeniero agrónomo Álvaro Sepúlveda, encargado del laboratorio Ecofisiología Frutal del Centro Pomácea de la UTALCA.

De acuerdo a publicaciones del Centro de investigación frutícola, alrededor de la mitad del contenido antioxidante de la manzana se encuentra en su piel, concentrándose en ésta el 100% de las antocianinas (compuestos que dan el color rojo a las manzanas), la mayor parte de los flavonoles y la mitad del contenido total de compuestos fenólicos del fruto.

Las investigaciones, de larga data, abarcaron diferentes predios ubicados entre las regiones de O’Higgins y la Araucanía y donde se concentra la mayoría de la producción del país. “En general el clima acá es favorable para la producción de frutales porque en el verano tenemos altas temperaturas en el día, pero en la noche se pone fresco, esa oscilación térmica es la que estimula la producción de pigmentos que son ricos en propiedades antioxidantes”, señaló el investigador.

Un estudio publicado, que involucró a varios investigahttps://www.redalyc.org/html/469/46916604013/

Otros estudios indican que los frutos pequeños, eliminados en  huerto durante el raleo,  poseen 6 a 10 veces más fenoles (quercetinas) y antioxidantes que los cosechados para el mercado. Además, indican que la piel dañada por el sol contiene hasta 2 veces más fenoles y antioxidantes que la sana, mientras que las manzanas orgánicas no presentan mayor contenido de fenoles y antioxidantes que aquellas provenientes de huertos convencionales.

En la experimentación se comprobó que al incorporar extracto concentrado de fenoles, proveniente de frutos descartados en el raleo, en la dieta de ratones, estos disminuyeron síntomas en la presión arterial, tejido adiposo blanco y colesterol total.