15 mayo, 2019

El encuentro convocó a los estudiantes de pregrado y postgrado de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, donde se contaron detalles de las diferentes especies de camélidos y la evolución en Sudamérica.

Bajo el título “Sistemática, evolución y domesticación de camélidos sudamericanos de genes a genoma”, se realizó la charla dictada por el académico y decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad del Bío Bío, el Dr. Juan Carlos Marín. El encuentro consideró una primera parte de exposición del experto, para luego abrir paso a una conversación directa con los estudiantes y así resolver dudas e inquietudes.

El encuentro contó los detalles sobre la llegada de camélidos desde América del Norte a América del Sur, además de abordar sus características, comportamiento y evolución a través de los años. “Los camélidos se originaron en América del Norte, entre 40 y 45 millones de años atrás. Al comienzo era un grupo muy reducido de especies, sin embargo se transformaron en un grupo muy abundante. Con el paso del tiempo, desaparecieron de América del Norte. Algunos de estos organismos se trasladaron a América del Sur. Desde aquí se originaron las especies silvestres como el guanaco y la vicuña”, especificó el experto en su charla.

En la actualidad, existen cuatro especies de camélidos en América del Sur: el guanaco y la vicuña son de características silvestres, mientras que la llama y la alpaca son especies domésticas. Al respecto el investigador en su charla señaló: “Habrían aparecido simultáneamente estas dos especies domésticas. Hoy en día están presentes principalmente en el Altiplano, pero al ser especies domésticas se encuentran en gran parte del mundo”. Cabe señalar que existe reproducción cruzada entre las cuatro especies, sin mayor problema.

Un positivo balance de la actividad realizó la Dra. Florence Tellier, quién es académica de la Facultad de Ciencias de la UCSC además de directora de Postgrado de la Facultad. “Lo realizamos para un curso de Genética de la Conservación, que se dicta en el Magíster en Ecología Marina. La idea fue mostrarles cómo la genética podría ayudar a responder a preguntas sobre los procesos históricos como la domesticación. Fue muy interesante porque la domesticación de los camélidos, pese a no ser organismos marinos, está muy bien estudiada y es importante que los estudiantes sepan más allá de los temas que están trabajando. Esto les da una perspectiva más amplia”, enfatizó la docente.

Esta instancia sirve para evidenciar la relación que existe entre académicos de universidades de la región y su fin es la difusión de diferentes investigaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *