20 mayo, 2019
  • El valor del emprendimiento, la necesidad de formar profesionales con visión largo placista y la resolución de problemas a través del pensamiento crítico, fueron algunos valores que la autoridad de Gobierno destacó en la clase inaugural de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la U. San Sebastián Concepción.

Sebastián Sichel Ramírez, vicepresidente ejecutivo de Corfo y ex académico de la Universidad San Sebastián, presentó esta mañana en el plantel educativo la conferencia “Universidades del futuro, la visión de Corfo”, correspondiente a la clase inaugural de la Facultad de Ingeniería y Tecnología (FIT) de la casa de estudios superiores.

En su presentación, la autoridad de Corfo analizó primero el escenario económico mundial, para luego insertar a Chile en esa reflexión. “Hemos logrado liderazgo en diferentes ámbitos. Por ejemplo, estamos en el lugar 33 del mundo en la economía mundial; somos el número 26 en talento de recurso humano, 11 en inversión extranjera y 47 en innovación. Esto último parece poco, pero considerando que hace 100 años éramos un país pobre, es un buen índice. Ahora, el problema es que, considerando los cambios exagerados que tienen lugar en el planeta, no nos podemos quedar en el puro orgullo”, reflexionó.

“Estoy seguro de que, en los próximos diez años, este escenario va a cambiar enormemente. Entonces urge mejorar la productividad. Debemos dejar de lado la producción minera desde la mera extracción, por ejemplo, e ir a mercados globales con innovación. Y para que esto sea real, las universidades deben pensar en cómo aportar al país, no como entidades que entregan títulos, sino como formadoras de líderes que van a aportar de verdad, resolviendo problemas sociales y de industria dentro de sus aulas”, expresó.

Sichel destacó cifras que, para él, son “muy auspiciosas”. “El año 1986, 200 mil estudiantes formaban parte de la educación superior en Chile, representando sólo a un 12 por ciento. Hoy, el 40 por ciento de la población entre 18 y 24 años está matriculada en un programa de educación superior. Esto debe verse como una población enorme, capacitada, que ingresará al mercado para hacerlo bien. Por eso, debemos tener claro que ya no se puede formar para el presente: debemos hacerlo desde el presente para el futuro, para resolver problemas que ni siquiera existen”, afirmó.

Constante cambio

“Se necesitan rebeldes, con urgencia. El país requiere ampliar su base económica, y para ello se precisa de profesionales que emprendan rápido y capten oportunidades de negocio que las grandes empresas no son capaces de atender. Y para que esto funcione, necesitamos cada día nuevos territorios, dejando de lado la desigualdad de desarrollo regional de Chile e incorporando y atendiendo la innovación”, manifestó Sebastián Sichel en su presentación.

El invitado compartió escenario con Federico Casanello Frisius, decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología, quien profundizó en el papel del ingeniero, hoy; sus desafíos, los problemas a resolver (transporte, minería, infraestructura, sustentabilidad, entre muchos otros), y quien dio a conocer experiencias exitosas de estudiantes de la FIT de la U. San Sebastián desarrolladas al alero de la facultad.

La actividad cerró con el saludo de Sergio Majluf Jadue, director de Innovación, Emprendimiento y Empleabilidad de la FIT de la USS, quien hizo hincapié en la trascendencia de formar a los estudiantes con visión de aporte desde lo local. “Nuestra universidad y nuestra facultad, en cinco sedes, en cuatro regiones, abarca el 50 por ciento del territorio nacional, y al 80 por ciento de la población del país. Por ello se debe poner acento en lo local y trabajar atendiendo a la diversidad”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *