30 agosto, 2019

Los exámenes fueron informados inmediatamente por médicos cardiólogos del Hospital Regional de Talca. La iniciativa forma parte de un proyecto de vinculación de la Universidad Católica del Maule.

Más de año y medio fue lo que tuvo que esperar María Díaz para poder realizarse un electrocardiograma. Su espera terminó gracias al operativo de salud cardiovascular que lideró la Escuela de Enfermería –acreditada por seis años- de la Universidad Católica del Maule (UCM) junto al Centro de Responsabilidad de Cardiología y Cirugía Cardiaca del Hospital Regional de Talca (HRT).

Durante el operativo, se realizaron un total de 270 electrocardiogramas en el Cesfam Carlos Trupp de Talca y en el Cesfam de Maule, los cuales fueron informados por médicos cardiólogos de manera inmediata.

“Me atendieron súper bien, fueron muy amables. Es importante que hagan esto porque ahora yo me quedo más tranquila de poder tener mi próximo control con los resultados”, manifestó María. Ella a sus 71 años y con dos enfermedades crónicas, requiere este examen regularmente para que su médico pueda indicar el tratamiento pertinente. Sin embargo, este proceso es algo que toma mucho tiempo en los centros de atención primaria en salud (APS).

Según explicó Patricio Maragaño, médico jefe de la unidad de Hemodinamia del HRT y quien participó del operativo, “Es un examen que está muy disponible en la red de salud, el problema es que la mayoría de los médicos de APS no están lo suficientemente capacitados para informarlo de una manera eficaz y, por lo tanto, al paciente se le toma el examen en el momento en que corresponde pero el informe tarda mucho en ser obtenido porque no existe una forma clara de derivación y el sistema público no tiene los recursos para financiar el informe”, dijo.

Por su parte, Enrique Mercadán, jefe del Centro de Responsabilidad de Cardiología y Cirugía Cardiaca del Hospital Regional de Talca, aseguró que este tipo de iniciativas “Son muy eficientes pues los pacientes que se atienden en los distintos programas de salud, ya sea de diabetes o cardiovascular, necesitan electrocardiogramas de forma rutinaria, por lo menos una vez al año. También personas que tienen indicaciones de cirugía lo requieren y queremos aportar a solucionar esa demora que es un problema global”, sostuvo.

Beneficio a la comunidad

Carol Rodway, académica de la Escuela de Enfermería de la UCM y quien coordinó el operativo, indicó que este “Involucró la disminución de lista de espera, tiempo para los usuarios y costos económicos para los servicios de salud, ya que los gastos se encuentran enmarcados a través de insumos obtenidos por medio de un proyecto de vinculación con el medio de la Universidad Católica del Maule, por tanto, el impacto social es inconmensurable”, expuso.

Rodway añadió que “Potenciar la bidireccionalidad entre los tres centros y la UCM, demuestra el compromiso entre nuestra institución y los campos clínicos en convenio, junto con el aporte de material educativo aportado por la Sociedad Chilena de Cardiología, destacando nuevas redes de trabajo. Otro aspecto relevante en este operativo fue el alto porcentaje de profesionales, técnicos, académicas y estudiantes que participaron en la actividad, ya que se valora profundamente el voluntariado de estos para que se pudiese concretar”, afirmó.

La académica enfatizó el aporte que realizaron los estudiantes de la carrera de Enfermería UCM en el operativo, el cual “Favoreció el desarrollo de competencias cognitivas, actitudinales, procedimentales y el saber desenvolverse frente a problemas reales de su futuro laboral, involucrando los ejes formativos UCM, con un sello cristiano, de calidad, con responsabilidad social, de servicio e innovadores”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *